Es momento de dar la cara

Voleibol Primera sénior. San Sadurniño-Pontevedra. San Sadurniño.
|

El Intasa San Sadurniño le ha visto las orejas al lobo. Las últimas derrotas han complicado la situación clasificatoria del cuadro de Ferrolterra, que en los siete partidos que restan para la conclusión de la liga regular ha de hacer las cosas muy bien si quiere mantener la categoría. Ya no es tiempo de especular, es tiempo de actuar, de dar la cara, y así se lo ha hecho saber el técnico Charly Suárez a sus jugadores.  

El preparador ha arengado a sus pupulos ante la inminente visita de esta tarde del Extremadura Cáceres –19.30 horas– para encarar con una mejor predisposición una contienda importante en sus aspiraciones si no quieren dejar los “deberes” para última hora. El Intasa San Sadurniño recibe a un conjunto situado en la zona media de la tabla, en terreno de nadie, y ya no con demasiadas aspiraciones más allá de acabar la temporada lo mejor posible. Una circunstancia que puede jugar en favor de los de Ferrolterra si son capaces de aprovechar esa mayor motivación que, teóricamente, tendrán respecto a su oponente. 

El principal hándicap para la los de Charly Suárez serán los problemas físicos que dos de sus jugadores claves, como son sus centrales Taibo y Boris, han padecido en la última semana. Ambos apenas han podido entrenar con el resto del grupo en los últimos días y aunque estarán en el partido de hoy, su rendimiento y el nivel que puedan alcanzar es una auténtica incógnita.

Cara o cruz
Aunque complicado, conseguir un triunfo permitiría al Intasa San Sadurniño encarar con un pequeño margen de error los complicados compromisos que ahora se le avecinan. Y es que en las próximas dos semanas, los de Ferrolterra se jugarán la permanencia primero en el choque que tienen pendiente ante el penúltimo clasificado, el Calasancias, suspendido en diciembre por culpa del temporal. Después llegará una doble confrontación, el mismo fin de semana, frente al colista, el Bruxas, y ante el Collado Villalba, antepenúltimo y escuadra que a día de hoy marca la línea de descenso.

Así pues, en un escaso margen de apenas ocho días, el Intasa San Sadurniño se verá las caras con los tres últimos clasificados en un todo o nada para seguir en la elite del voleibol nacional.

Es momento de dar la cara