Río: de compañeras a rivales

|

Cuando todavía saboreamos la plata lograda por Javier Gómez Noya en Londres 2012 –la primera en la historia nacional de la disciplina–, arranca 2015, año con criterios de selección y calculadora en mano –este período alcanzará hasta mayo del 2016–, de cara a conocer qué deportistas acudirán a los próximos Juegos, los de Río de Janeiro.
Con el departamental con muchas opciones de repetir presencia en una de las competiciones deportivas más mediáticas, en el apartado femenino se espera una campaña propia de la autora de “Los Juegos del Hambre”. Con, hasta la fecha, dos plazas asignadas para la representación femenina en tierras brasileñas, tres integrantes del Triatlón Ferrol “lucharán” entre sí para alcanzar el sueño de todo atleta. Representando al “distrito” de Ferrol estará Melina Alonso; del de Badajoz, Miriam Casillas y del de Elche, Tamara Gómez. Las compañeras dejarán a un lado su camaradería para intentar hacerse con alguna de estas plazas, para lo que, primero, tienen que alcanzar la condición de “top 30” en el ranking olímpico de clasificación. Y es que esta será la condición casi indispensable para que Alonso, Casillas y Gómez  –o cualquier otra– puedan representar a España en Río.
El orden de criterios, sin embargo, arranca con la consecución de un pasaporte gracias a su actuación en una cita mundial clasificatoria, seguido por una prueba europea y, en tercer lugar –de no darse ninguno de estos casos– la primera triatleta española del citado ranking a 31 de diciembre de 2015, eso sí, dentro del “top 30”. España cuenta con opciones de hacerse con una tercera plaza, un lugar que, a diferencia de los dos anteriores, sería asignado por criterio técnico. A día de hoy, sin embargo, ni las mejores triatletas nacionales asegurarían su presencia en la próxima cita olímpica, ya que, Carolina Routier y Ainhoa Murua, figuran en las posiciones 43 y 54. Que la suerte esté de su parte. 

 

Río: de compañeras a rivales