El mejor momento del Racing

La llegada de Rafa García le ha dado más empaque al centro del campo racinguista | diario de noticias
|

El buen sabor de boca que deja acabar una competición en el mejor momento motiva que el Racing encare el tramo final del torneo con una sonrisa. Situado en la séptima posición –la más alta en la que ha estado este campeonato y que, en estos momentos, lo clasificaría para la próxima edición de la Copa del Rey–, el equipo ferrolano hace frente a las seis últimas jornadas del torneo liguero con la intención de mantener esa plaza. Y, por qué no, comprobar si lo que dicen las matemáticas (que todavía tiene posibilidades de ser cuarto y clasificarse para la fase de ascenso) tiene algo de verdad. Así que el duelo que lo enfrenta a la Ponferradina esta tarde –18.00 horas, A Malata– le brinda la ocasión de seguir investigando en sus opciones con vistas al final liguero.

Que el Racing sea el cuarto mejor de la segunda vuelta liguera, que haya ganado sus últimos cuatro encuentros en A Malata, que haya dejado su portería a cero en tres de ellos... Son números que reflejan que, después de una temporada muy alejada de lo que se esperaba, el equipo ferrolano empieza a rendir como se esperaba que se hiciese desde el principio. Es a lo que quiere darle continuidad en las seis últimas jornadas ligueras para, de esta manera, y por este orden, asegurar matemáticamente la permanencia, garantizar su clasificación para la próxima edición de la Copa del Rey y terminar el campeonato liguero en la posición más alta que sea capaz de alcanzar.

Disponibilidad
Al buen momento futbolístico por el que atraviesa el equipo ferrolano se le une el hecho de que toda su plantilla esté en condiciones de hacer frente al partido de hoy. Es el quebradero de cabeza con el que sueñan todos los entrenadores y que obligará al técnico Miguel Ángel Tena a escoger a los que considere idóneos para este encuentro. Eso sí, sean quienes sean, son sinónimo de que el equipo ferrolano presentará un equipo titular competitivo en busca de los tres puntos.

Mientras, la Ponferradina llegará con la intención de apurar sus últimas opciones de meterse entre los cuatro primeros y, de esta manera, clasificarse para la fase de ascenso a una Segunda División en la que estaba la pasada temporada. Con Miguel Ángel Álvarez Tomé, su tercer entrenador de la campaña, al frente, el cuadro berciano intentará demostrar que la capacidad que tiene su plantilla tiene que hacerse valer para aspirar a un objetivo para el que al principio parecía señalado, pero que se le ha ido complicando jornada a jornada. El Racing, eso sí, tratará de frenar sus intenciones. l

El mejor momento del Racing