Miles de firmas para pedir un cambio “de justicia” en el currículo de Historia del Arte

Varela se marca como objetivo llegar a los 10.000 apoyos y contactar después con distintos órganos consultivos | j. meis
|

La Historia oficial y, en consecuencia, los planes de estudio han relegado a las mujeres a un rol secundario, cuando no testimonial, en los diversos ámbitos del conocimiento. El arte no escapa a una realidad que no es más que un reflejo de las relaciones de poder a lo largo de los siglos. 

Es contra esa perpetuación por lo que lucha la naronesa Miriam Varela, licenciada en Historia del Arte, que ha lanzado una campaña de recogida de firmas en la plataforma change.org para que las grandes artistas de la Historia entren con voz propia en el currículo escolar. Hasta el momento suma más de 7.000 adhesiones y se fija como objetivo llegar a las 10.000. Después, su intención es contactar con el Consejo Escolar de Estado y el Consejo Superior de Enseñanzas Artísticas, que son órganos consultivos en la redacción del currículo, y con el Instituto de la Mujer, para presentarles la iniciativa. 

A Miriam Varela se le ocurrió la idea hace tiempo a través de la lectura. Primero, con “Ellas mismas”, de Ángeles Caso, momento en el que, recuerda, “conocí por a un montón de mujeres que habían hecho obras de arte en todas las etapas de la Historia”. 

Este “descubrimiento” contrastaba, explica, con la ausencia de mujeres artistas en el currículo, realidad de la que se percató en el momento de comenzar a preparar las oposiciones. “Pensé en hacer algo, pero no se me pasó por la cabeza que la petición pudiera tener respaldo”, relata. Hasta que abrió un canal en Instagram –“La artista olvidada”– en el que, apunta, “empecé a contárselo a la gente”. En esta red social, reconoce, “he descubierto un submundo de historiadoras del Arte que hablan de estas mujeres y que no aparecen en los libros”.

La buena aceptación del canal y el anuncio de una nueva ley de educación fueron el acicate para lanzar la recogida de firmas, que ya se acerca a los 7.100 apoyos. 

Mismo contenido 
La promotora de la iniciativa explica que la revisión del currículo de Arte supondría “reconstruir un discurso, que es el discurso conjunto de artistas masculinos y femeninos” y que se trasladaría, añade, a los manuales de Historia del Arte en esta etapa educativa. 

Varela cree que el cambio urge y, para probarlo, se remite a los datos. “Los alumnos”, explica, “pueden salir del Bachillerato, si el profesor o la profesora se ciñen rigurosamente al currículo oficial –aunque me consta que hay docentes que no lo hacen–, con la idea de que no hubo mujeres artistas”. 

La licenciada en Historia del Arte subraya, de hecho, que pese al paso de los años la programación en esta materia “apenas ha cambiado en este sentido”. Y lo explica: “Yo hice el bachiller en 2002 y tenía un libro de mi primo, que es diez años mayor, y el contenido es el mismo; se han añadido movimientos posteriores, más actuales, pero no en lo que concierne a los artistas que se estudian”. 

Ausencias clamorosas 
Para Miriam Varela es clamorosa la ausencia de grandes artistas, como Sofonisba Anguissola, “una de las artistas más importantes del Renacimiento, que realizó uno de los retratos más conocidos de Felipe II”; Maruja Mallo, que, lamenta, “ni siquiera aparece en el currículo de Galicia, y me parece muy grave”; o Luisa Roldán, escultora de cámara de Carlos II y Felipe V, “de las más importantes del Barroco español”, precisa. Artemisia Gentileschi –“que está a la altura de Caravaggio”, dice– o Rosa Bonheur son otras referencias silenciadas. “Es que son mujeres que en la época en que vivieron eran reconocidas internacionalmente y pintaban para reyes”, afirma, “por lo que incluirlas no es ningún favor, ni una cuestión de ratios, sino un acto de justicia”.

Miles de firmas para pedir un cambio “de justicia” en el currículo de Historia del Arte