Villares asume la portavocía orgánica y se hace con el liderazgo de En Marea

El que ya es el nuevo portavoz de En Marea a todos los efectos, Luís Villares | óscar corral (efe)
|

El Consello das Mareas, reunido ayer en Santiago, dio luz verde a la composición de su nueva coordinadora y a la elección del portavoz orgánico de En Marea, que será el actual portavoz parlamentario, Luís Villares.

El papel que debía jugar el magistrado en excedencia fue uno de los asuntos que más discrepancias generó en el seno de En Marea, pero ayer el Consello lo respaldó para que compatibilice ambas tareas, pasando a ser así el líder del partido instrumental.

De esta forma, la coordinadora queda conformada respetando la “proporcionalidad” obtenida en las elecciones internas al propio Consello das Mareas, contando la lista de Máis Alá con seis integrantes, la de Somos Quen con tres, y la de Queremos Participar con dos. De Máis Alá, que encabezó el ya líder de la formación, estarán el propio Luís Villares,

Victoria Esteban, Sara Torreiro, Ana María Seijas, Elena Cores y Gonzalo Rodríguez. Por Somos Quen, lista que apadrinó el diputado de En Marea, Davide Rodríguez, estarán en la coordinadora Iria Morgade, María Esther Duro y Alfonso Diz. Mientras que por parte de Queremos Participar tendrán voz y voto en la coordinadora la exdiputada de AGE Consuelo Martínez y Mario López Rico.

Beiras se abstiene

Esta decisión se alcanzó por 18 votos a favor, contando con dos abstenciones, la del propio Luís Villares y la del histórico político nacionalista Xosé Manuel Beiras.

Mientras tanto hubo doce personas que no votaron, y que según anunció el militante de Anova, Rafael Dopico, impugnarán los acuerdos tomados, y además tres inasistencias..

La formación deja atrás la parálisis de los dos meses pasados, después de que la falta de acuerdo entre las listas que concurrieron a las elecciones internas para repartir los puestos de la dirección y elegir los portavoces orgánicos. Mientras tanto, las portavocías sectoriales se fijarán en próximos encuentros del Consello das Mareas, aún sin fecha concreta.

Villares apuntó que “espera estar a la altura” del cargo que ostenta desde ayer, con el que forma parte de una dirección que “consolida a En Marea como un espacio político de ruptura y no como un partido al uso”. Según Villares, lo aprobado es una “propuesta integradora” que respalda el documento político y las líneas básicas de acción del proyecto de Máis Alá, que venció las primarias, pero con algunos matices.

Polémica

El principal cambio significativo del documento es justamente el que se refiere a las portavocías, puesto que el acuerdo finalmente adoptado no cumple ninguno de los puntos que recogía dicho texto en el que exigían que los portavoces institucionales, bien en el Parlamento o bien en el Congreso, no ocupasen ninguna de las tres portavocías que plantean, que deberían ser ocupadas por dos mujeres y un hombre.

Finalmente la voz orgánica de En Marea será emitida por Villares, como también defendía el histórico dirigente nacionalista Xosé Manuel Beiras que, pese a ser el número tres de la lista que vetaba este aspecto, expuso que Villares debería ser portavoz de En Marea, dentro de una portavocía coral o única. A juicio de Villares, la nueva dirección“deja atrás cualquier tipo de división” en la formación, ya que los once miembros “quieren conformar una unidad mareante”. l

Villares asume la portavocía orgánica y se hace con el liderazgo de En Marea