La tienda Miró de Narón cierra, víctima de la quiebra del grupo

entrada de Miro en el Odeón
|

La tienda de electrodomésticos Miró, situada en el centro comercial Dolce Vita Odeón, registra estos días una inusual afluencia de público. Acude para aprovechar los precios de liquidación que ha colgado después de que el pasado sábado se comunicase a los empleados, un total de 14, que este establecimiento es uno de los que echará el cierre tras la venta de la cadena a un fondo de inversión suizo.
El grupo catalán Miró tenía dificultades hace tiempo. De hecho, la empresa solicitó el concurso de acreedores en mayo de 2011 y este resultó culpable, por lo que el propietario fue inhabilitado para ocupar cargos de responsabilidad en compañías y condenado a pagar más de veinte millones de euros. Así, la cadena de electrodomésticos llegó a la subasta, que se ha resuelto en el Juzgado Mercantil de Barcelona a favor del fondo suizo Springwater Capital. El nuevo propietario pagará tres millones por los activos de la compañía y salvará 67 tiendas y 476 puestos de trabajo entre los que no están ninguno de la zona Noroeste. Así, tanto Narón como los puntos de venta de Lalín y Lugo echarán el cierre de forma inmediata.
De momento los trabajadores desconocen cuáles serán las condiciones del despido. La tienda del centro comercial Odeón abrió sus puertas en el año 2002 y cuenta con una superficie de más de 1.700 metros cuadrados. De momento, la previsión es cerrar el día 4 de octubre.

La tienda Miró de Narón cierra, víctima de la quiebra del grupo