Un pase más cómodo delo esperado

Imagen del partido disputado ayer en el campo Jesús García Calvo a.b.
|



Al Racing le costó bastante menos de lo esperado colarse en los cuartos de final de la Copa Diputación. La victoria que consiguió ayer en su visita al Negreira confirma su evolución con vistas a la competición liguera y, de paso, que tiene argumentos de sobra como para hacer frente a cualquier tipo de situaciones.
El gol marcado por David Bandera a los cinco minutos de partido aplacó el ímpetu con el que el Negreira había salido al campo. De hecho, la solvencia defensiva mostrada por el Racing durante todo el partido –apenas concedió ocasiones de gol a su rival– contrarrestraron el cansacio que demostró a la hora de mover la pelota. De hecho, incluso las pocas ocasiones que hubo corrieron de su lado, pero el cancerbero Mario se encargó de abortarlas.

control
El cambio de período no implicó uno de guion en el encuentro. El paso de Juan Martínez a la posición de lateral derecho le dio más recorrido ofensivo a esa banda pero, sobre todo, el control siguió siendo del equipo visitante. Así que los minutos fueron discurriendo sin que apenas se registrasen ocasiones de gol para ninguno de los dos rivales hasta que una acción de Joselu terminó en un pase que David Bandera cabeceó para establecer el tanto que deja el choque sentenciado.
A partir de ahí el duelo se convirtió en un ir y venir que el Racing no fue capaz de aprovechar más que en un disparo de Carlos López para anotar su tercer tanto del encuentro. Mientras, el Negreira encontró en el tiempo de prolongación el tanto del honor tras un error rival.

Un pase más cómodo delo esperado