La CIG demandará a los grupos del Parlamento gallego un plan de choque para salvar al naval

Diario de Ferrol-2016-01-10-007-27a6d9ba_1
|

La CIG-Industria inició una ronda de contactos institucionales, que comenzó con representantes del grupo parlamentario delBNG, a la que seguirán otras reuniones –ya solicitadas– con el resto de los grupos parlamentarios, el conselleiro de Industria y la SEPI. Una campaña con la que “buscan o compromiso de todas as institucións na demanda de carga de traballo para os estaleiros da ría de Ferrol”, así como “la adopción das medidas necesarias para garantir o seu futuro”.
En la reunión participaron el secretario nacional de la CIG-Industria, Xoán Xosé Bouzas, los miembros de la sección sindical de la CIG de Navantia de Ferrol, Marcelo Amado, de Fene, Emilio Salorio y los diputados nacionalistas Francisco Jorquera y Carme Adán, que se comprometieron a seguir trabajando en defensa del sector naval y, concretamente, de los astilleros de Fene y de Ferrol.
Los representantes de la federación de Industria entregaron a los diputados nacionalistas un documento en el que sintetizan sus demandas. Éstas, pasan por garantizar la titularidad pública de todos los centros de trabajo de Navantia en la ría de Ferrol, impulsar un Complejo Integral que abarque todos los ámbitos da construcción naval (civil, militar, reparaciones, potenciación de turbinas, eólica marina, entre otras.) y que el sector sea defendido como estratégico en Galicia.
Además de esto, explicaron que la carga de trabajo, “fronte á propaganda que se lanza en cada campaña electoral”, es “practicamente inexistente”. Los representantes de la CIG hicieron hincapié en que “aínda habendo compromisos de carga de  traballo no sector eólico, nin temos a tecnoloxía, nin é man de obra directa do estaleiro a que se emprega nestes encargos”.  Advirtieron que la carga de trabajo actual para el cuadro de personal principal termina el próximo verano y manifestaron su preocupación por el Plan de Reestructuración con el que se pretende redefinir Navantia. Un plan que calificaron de “axuste” y que reduciría a 1.300 o 1.500 trabajadores el personal en toda España.

aplicar la ley
Junto a esto, la CIG considera “imprescindíbel que se dea cumprimento á Lei do Sector Naval de Galiza aprobada polo Parlamento” con la participación de la Xunta de Galicia en el Consejo de Administración de Navantia. El sindicato nacionalista exige un reparto no discriminatorio en la carga de trabajo del grupo.
A este respecto subrayaron que la carga de trabajo no está siendo equitativa entre las distintas plantas del estado, ya que “se vai construír todo no Sur e no Norte só partes”. Bouzas considera que “so construíndo un petroleiro completo nas gradas da antiga Astano se faría efectivo o levantamento real do veto e a volta á construción civil”.

La CIG demandará a los grupos del Parlamento gallego un plan de choque para salvar al naval