Presentación prometedora

Campo de A Malata partido de fútbol entre Racing y Ponferradina
|

Tampoco en el año del centenario el Racing se lleva a sus vitrinas el Trofeo Concepción Arenal. Desde 2007 no se hace el equipo ferrolano con uno de los trofeos veraniegos de más prestigio. Esta vez se lo impidió una Ponferradina que esta temporada jugará una categoría por encima y que se llevó la victoria –y el título– gracias a un detalle de calidad de Yuri, que a pocos minutos para el final del encuentro anotó el tanto de la victoria. Eso sí, al cuadro verde le dio antes tiempo para dejar buenas sensaciones de cara a esta temporada.

No fue un partido cualquiera de pretemporada. Al contrario, ambos equipos mostraron más intensidad de la habitual en esta fase de la campaña. Y, con este decorado, la Ponferradina fue la primera escuadra en demostrar su capacidad con el gol marcado por Valcarce al rematar en el primer palo un saque de esquina botado desde la derecha. Fue el reflejo del mejor arranque de partido realizado por el cuadro verde.

El Racing, de todos modos, no le perdió la cara al partido y poco a poco empezó a estirarse en busca de la portería rival. Y el premio lo encontró a punto de llegarse a la media hora de partido, cuando un golpe franco botado por Pablo Rey acabó en penalti después de que un rechace de un zaguero rival supusiese un penalti que el capitán racinguista convirtió en el tanto del empate. Además, sus incursiones provocaron la segunda amarilla a Ríos Reina, que dejó a su equipo en inferioridad numérica para toda la segunda parte del encuentro.

Bajón
En ellso, los cambios realizados con empate en el marcador hicieron que el ritmo del encuentro bajase un poco. Las llegada a las dos porterías fueron bajando, aunque el Racing fue el que más apretó con el paso de los minutos y hasta estuvo a punto de adelantarse en el marcador con las acciones de Joselu y Dano Abalo, que estuvieron cerca de convertirse en el gol triunfal.


Pero, cuando parecía que los penaltis iban a ser la solución al partido –como lo habían sido la semana pasada en el encuentro frente al Deportivo–, el cuadro berciano sacó a relucir su mayor categoría. Así, una cabalgada desde campo propio de Nacho Gil se resolvió poco antes de entrar al área con un pase a Yuri que, con un latigazo desde la frontal, depositó la pelota en el fondo de la portería racinguista. Fue el tanto que puso fin al encuentro y dio el título a los visitantes..


Al Racing, al menos, le quedó el regusto de haber cuajado un buen partido, de demostrar que va por el camino correcto y, sobre todo, de confirmar que esta campaña no quiere ser una comparsa. Las tres semanas y media que le quedan de pretemporada serán las que determinen en qué momento llega al arranque liguero.

Presentación prometedora