El juez decano alerta del riesgo real de que Ferrol se quede sin juzgados en dos años

Juzgado nuevo decano
|

El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes el anteproyecto de la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ), que ahora va a ser sometida a informes y trámites en diferentes órganos, antes de ser presentada en el Congreso de los Diputados para su tramitación. Según diversos estamentos y colectivos relacionados con el sector, las reformas promovidas por el ministro Alberto Ruiz Gallardón suponen la “puntilla” a la Justicia gratuita y de proximidad.
Una de las cuestiones que contemplan es la unificación de los juzgados en un único órgano judicial provincial.
El juez decano de Ferrol, Javier Tudela Guerrero, manifestó ayer a este periódico que el “engaño” del ministro Gallardón es decir que no implicará la desaparición de los partidos judiciales. “Si bien es cierto que no complicará la situación hasta la aplicación de la reforma de la Ley de Planta y Demarcación Judicial (LPDJ) de 2988, que está previsto que no sea hasta dentro de dos años por falta de disponibilidad presupuestaria, también lo es que el fin de la norma es reducir el número de actores judiciales para aplicar el régimen de palo y zanahoria”.

presupuesto
En este sentido, Tudela Guerrero recordó que, en el anteproyecto de LPDJ que el Ministerio de Justicia tiene colgado en su página web se recoge que cuando haya disponibilidad presupuestaria se destinará a dar cumplimineto a la efectiva aplicación de la referida Ley.
A su modo de ver, esto implica que el ministro Gallardón quiere dejar aprobado ahora el nuevo diseño para que, cuando tengan esa disponibilidad económica, todos los juzgados pasen a las capitales de provincia.
Para el juez decano de Ferrol y titular del Juzgado de Primera Instancia número 4, el fin de la norma es el mismo que se pretendía con la modificación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ): “reducir el número de actores judiciales concentrando los 50 presidentes de tribunal de instancia, para, de este modo, aplicar el ya apuntado régimen de palo y zanahoria”.
Según Tudela Guerrero, en Ferrol, desde la aprobación de la Ley Orgánica del Poder Judicial,   que como mucho puede ser dentro de un año, “pasaremos a ser una delegación del tribunal de instancia de A Coruña, con el riesgo permanente, cuando exista disponibilidad presupuestaria, de que se acuerde el traslado forzoso a la capital de provincia, con el consiguiente perjuicio para funcionarios, abogados, procuradores y ciudadanos”.

traslado
En este sentido, insistió en que en el momento en que desaparezcan todos los partidos judiciales “se podrá acordar el traslado de todos los juzgados a A Coruña”, precisando que, a pesar de que el ministro dice que no se cerrarán unidades judiciales, cuando la economía lo permitá la puerta ya esta abierta para hacerlo.
En su opinión, lo que se pretende es “concentrar el control de los órganos judiciales en pocas sedes y a través de pocas personas”, apuntó el magistrado ferrolano, añadiendo que “lo malo es que, en el fondo, este beneficia las ansias de poder de todos los partidos políticos que tienen o tendrán capacidad de gobierno”. Indicó, asimismo, que se trata de un sistema que está apoyado por la jerarquía del poder judicial, que es la autora de este diseño.
A este respecto, precisó que Carlos Lesmes, presidente del Tribunal Supremo, fue el que planteó el diseño de la Justicia que promueve el Gobierno “y ahora será el que lo informe”.

El juez decano alerta del riesgo real de que Ferrol se quede sin juzgados en dos años