Los niños vuelven a las calles con entusiasmo y respeto a las normas

GRAFCAN4334. SANTA CRUZ DE TENERIFE, 26/04/2020.- Desde este domingo, miles de niños pueden disfrutar de paseos y juegos en el exterior dentro de un radio de un kilómetro de su domicilio y acompañados por un adulto, desde las 9 de la
|

En medio del entusiasmo y el respeto a las normas, patinetes, triciclos y carritos de bebé han vuelto ayer a las calles españolas tras más de 40 días en los que la pandemia de coronavirus había enclaustrado a los niños en sus hogares para “desesperación” suya y de muchos de sus padres.

Con todo, el clima nublado o incluso lluvioso con el que ha amanecido España en muchos puntos retuvo un tanto las ansiadas primeras salidas.

No fue el caso de Galicia. Las calles de A Coruña amanecieron ayer con una alegría inusitada durante el último mes y medio y es que los miles de niños herculinos animaron un poco la ciudad con sus paseos. En algunos barrios los más pequeños eran el centro de atención, con el resto de vecinos observándolos y animándolos desde sus balcones y ventanas.

 

Comportamiento ejemplar

El sábado, la alcaldesa, Inés Rey, emitía un comunicado en el que agradecía el comportamiento ejemplar que los niños y niñas de la ciudad han tenido hasta este momento y les explicaba la regla “1-1-1” a seguir en sus renovados paseos: “só cunha persoa maior, un máximo dunha hora e non máis lonxe dun quilómetro”.

Esta última regla permitió a muchos disfrutar de las zonas verdes, menos de los parques infantiles que permanecían cerrado, e incluso, para algunos afortunados, de las playas, como la de Riazor y Orzán, que por la mañana se convirtieron en un mar de juegos y de idas y venidas de pequeños, que, aunque solo por unas horas, dieron cierto aire de normalidad a esta situación excepcional.

La jornada transcurrió sin incidencias, salvo alguna reunión ocasional de más de tres personas, pero que no se prolongaron y fueron una mera excepción ante la novedad de la vuelta a la calle.

La ausencia de incidencias también fue la nota más destacada en el primer día de salida a la calle después de mes y medio de confinamiento de los cerca de 13.000 niños menores de 14 años que hay censados en la Costa da Morte. La labor de mentalización llevada a cabo por sus progenitores dio resultado y la mayoría de los pequeños se limitaron a pasear y a jugar sin entremezclarse con otros y sin utilizar los parques infantiles. Es más, el edil de Seguridad de Ponteceso, Faustino Santiago, fue testigo de cómo un niño de apenas 10 años le llamaba la atención a su padre por haberse sacado la mascarilla en pleno paseo. Las zonas verdes, los entornos de los ríos y las playas fueron los principales lugares escogidos por las familias para que sus hijos liberasen parte de la energía acumulada en todo este tiempo, pese al día gris en el que en determinados momentos la lluvia hizo acto de presencia.

 

Ilusión en Arousa

Los niños arousanos también salieron ilusionados a las calles después de 42 días de confinamiento, aunque si se esperaba un aluvión de pequeños recorriendo los parques y playas de la comarca, la estampa ha sido diferente con discreta presencia de familias paseando. Si bien hubo niños que desde primera hora de la mañana han salido con sus padres a respirar aire fresco y a jugar con sus bicicletas, patines y balones, que han sido los juguetes predilectos para esta primera jornada de salida de los menores de 14 años. Un primer día de paseo que ha transcurrido con normalidad en los concellos arousanos desde donde apela a la responsabilidad de los progenitores para cumplir con las recomendaciones sanitarias para la prevención de posibles contagios.

En otros puntos de España, el tiempo no acompañó las salidas, fue el caso de Oviedo, donde la lluvia, la niebla y los catorce grados de temperatura no animaban mucho al paseo.

No fue hasta las diez de la mañana cuando las calles han empezado a vislumbrar poco a poco una estampa inédita desde hace semanas.

En el centro de Madrid las escenas fueron de relativa calma aún con el entusiasmo inicial, con coches policiales de paso esporádico por las principales calles y algún que otro pequeño corredor interceptado por su padre cuando tomaba velocidad frente a las áreas recreativas infantiles, cerradas todavía como medida de seguridad.

 

Paseos en bicicleta

Desde la Policía Foral sí han señalado que numerosos vecinos de Pamplona se han quejado porque muchos padres también sacaron las bicis a la calle para acompañar a sus hijos. En este sentido, indicaron que la normativa es algo “ambigua”, aunque se está siguiendo el criterio expresado de que los acompañantes de los menores no pueden ir en bicicleta.

Ajenos a “estas cosas de mayores”, los niños han disfrutado de su primer día al aire libre, ya fuese a orillas del río Urumea, una de las zonas más concurridas de San Sebastián, o por la playa y el paseo de San Lorenzo, en Gijón, donde padres y niños portaban mascarillas y guantes, pero también paraguas y ropa de abrigo.

Mucho más agradable y soleado el tiempo en Valencia, donde se optó por las grandes avenidas, como las paralelas al antiguo cauce del río Turia, donde un helicóptero repetía por su megafonía el siguiente mensaje: “Les habla la Policía, deben respetar la distancia de seguridad y los horarios establecidos”.

 

Playas y paseos marítimos

Los paseos marítimos y playas también se llenaron ayer de padres o madres con niños, que caminaban por las zonas ajardinadas y correteaban por la misma arena, pero sin bañarse en el agua, sin entrar en los espacios recreativos infantiles y guardando una prudente distancia con el resto de viandantes.

Y en el sur, los 126 kilómetros de costa virgen en su mayoría que posee Huelva hasta Ayamonte, en el linde ya con Portugal, permanecen cerrados al acceso del público excepto en el caso de la de Matalascañas, que el Ayuntamiento de Almonte dejó abierta “solo para que nuestros niñas y niños puedan pasear y jugar”

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, aseguró que las recomendaciones para que los niños salieran “se están cumpliendo de manera general” y dijo que no vio las imágenes de aglomeraciones que difundieron a través de las redes sociales. Incidió en que la información que le trasladó el Ministerio del Interior es que esos consejos se estaban respetando en todas las ciudades.

Los niños vuelven a las calles con entusiasmo y respeto a las normas