Los cursos de verano de la UIMP educan a los docentes para utilizar las nuevas tecnologías en la clase

Los profesores aprenden destrezas digitales patricia g. fraga
|

Las nuevas tecnologías ya no están prohibidas en clase y ni los profesores deben resistirse a usarlas porque son una herramienta positiva para la formación. Es lo que aprenden unos 120 docentes procedentes de toda España que acuden a los dos cursos de verano organizados por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) y el Ministerio de Educación que acoge esta semana el Colegio Liceo La Paz.

“Estamos tratando la importancia y los usos de las redes sociales e internet en el día a día en el aula”, explica el consultor de educación, estrategia y comunicación digital, Carlos Magro, que ejerce de profesor en el taller “Educación conectada: la escuela en tiempos de redes”.

más ventajas que riesgos

El experto, que trabaja en poner al día a unos 60 alumnos de diferentes edades, recuerda estos días que “el mundo está muy transformado por internet y la educación no se puede quedar al margen”. En su opinión, hay que conseguir que estas herramientas tecnológicas se integren en los programas lectivos de la forma más efectiva posible.

Desde Educación Infantil a Bachillerato, los funcionarios desplazados hasta A Coruña descubren “cómo enseñar a sus estudiantes” a manejarse con las redes sociales porque “la escuela no puede ignorar que cada vez los niños entran más jóvenes en este mundo”. “Hay que enseñarles un uso educativo como se les enseña a cruzar la calle porque saben manejar los aparatos pero no tienen conciencia de lo que implican”, afirma Magro.

En su opinión, es verdad que “hay riesgos pero hay más ventajas” y ya no se puede controlar la presencia de móviles de última generación en los colegios e institutos. Una de las potencialidades que les enseñará a los profesores es la del trabajo en red, para que lo fomenten en las horas de trabajo de sus materias. “Tienen que saber filtrar la información, trabajar en equipo, tener reuniones sin verse...”, una serie de destrezas que son “muy importantes en el mundo laboral”.

Sin embargo, Magro no solo ve potencialidades a la era digital para los jóvenes sino también para los propios docentes. “Uno de los temas a tratar es cómo les pueden ayudar las redes sociales a tener un claustro de profesores tan grande como sean capaces de gestionar para resolver problemas o compartir métodos”, comenta.

Los cursos de verano de la UIMP educan a los docentes para utilizar las nuevas tecnologías en la clase