El Corte Inglés dispara su beneficio un 34% y las ventas suman dos años al alza

El presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno Andrea Comas
|

El Corte Inglés cerró su último año fiscal, entre marzo de 2015 y febrero de 2016, con un incremento del 34 por ciento de su beneficio neto, hasta los 158 millones de euros, impulsado por el crecimiento de las ventas, la mejora financiera y también la reducción de gastos.

“Los datos de este ejercicio nos permiten afirmar que avanzamos a buen ritmo por la senda de la recuperación. Ha sido un año en el que se ha puesto a prueba la capacidad del grupo para remontar las consecuencias de la larga crisis económica y financiera”, aseguró el presidente de la compañía, Dimas Gimeno, ante la junta de accionistas.

El gigante de la distribución española encadena dos años de crecimiento en las ventas, tras cerrar 2015 con 15.220 millones de euros, un 4,3% más respecto al ejercicio anterior, después de que todos los negocios del grupo evolucionen de forma positiva.

La junta aprobó ayer en Madrid el informe de gestión y resultados, en el que se aprecia que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se elevó un 10,4%, hasta los 912,51 millones de euros, mientras que los fondos propios se situaron en los 9.966,38 millones de euros, un 11,4% más y el cash-flow fue de 680,52 millones de euros, lo que supone un incremento del 7,2%.

La deuda neta del grupo se recortó en 1.000 millones por la entrada de Primefin y se sitúa en los 3.834 millones de euros a cierre del ejercicio, mientras que la deuda con las entidades de crédito se redujo más de la mitad desde 2012, pasando de los 4.514 millones de euros a los 1.830 millones actuales.

En este período el grupo ha mantenido el empleo, con una plantilla de 91.931 trabajadores, un 0,5% más que el año pasado, aunque sin incluir los 1.300 acogidos al plan de bajas voluntarias para mayores de 58 años.

El gigante de los grandes almacenes realizó inversiones por 350 millones de euros, un 21% menos frente a los 448 millones de euros de 2015, debido a que el pasado año realizó una inversión extraordinaria al adquirir los terrenos de Adif del Paseo de la Castellana.

El Corte Inglés se ha consolidado como el primer gran almacén europeo en el ejercicio 2015, por delante del británico Marks & Spencer, al obtener unas ventas de 15.220 millones de euros, cifra que le colocaría además tan solo por detrás de los tres grandes del ranking americano.

Gimeno confía en mantener y acelerar la senda de recuperación del grupo, gracias a la mejora del consumo, para convertirse en “un retailer de referencia mundial”. “Nuestro objetivo debe ser mantener y acelerar la senda de recuperación que hemos emprendido y crecer en ventas, en cuota de mercado, en beneficios y en rentabilidad. Nuestra ambición es acreditar que somos un retailer de referencia mundial con una selección inigualable de productos y un servicio ejemplar”, explicó Gimeno.

Por otro lado, la junta general de accionistas del grupo El Corte Inglés aprobó por “amplia mayoría” todas las propuestas presentadas por el consejo de administración.

El Corte Inglés dispara su beneficio un 34% y las ventas suman dos años al alza