El Racing suma y sigue

Racing y el Atlético Astorga
|

Lo que está consiguiendo el Racing como local es de récord. El equipo ferrolano encadenó ayer su novena victoria consecutiva en A Malata y por eso se mantiene a tres puntos de las cuatro primeras posiciones, esas en las que quiere estar al final de la liga regular para jugar la fase de ascenso a Segunda. El triunfo frente al Atlético Astorga no resultó ser el más brillante de toda esta serie, pero al menos el equipo ferrolano demostró capacidad de reacción para remontar el tanto inicial de los visitantes y terminar por imponer su capacidad, con lo que mantiene intactas sus opciones de llegar a la zona deseada en las próximas jornadas.

 

 

El empuje de los primeros minutos y el hecho de generar las dos primeras ocasiones parecían hacer del Racing el principal candidato a hacerse con la victoria. Sin embargo, el que casi fue único acercamiento del Atlético Astorga a la meta racinguista en la primera parte se convirtió en gol –un centro desde la derecha que Ivi Vales, solo en el segundo palo, remachó a la red–, así que la situación del partido cambió radicalmente y obligó al equipo ferrolano a remar contra corriente.

De todas formas, este nuevo decorado no varió la manera de proceder del cuadro verde, que siguió insistiendo en sus ataques sobre la portería de un rival que, además, no parecía demasiado contundente para frenar el peligro rival. Por eso, en una de estas llegadas, el conjunto local logró el tanto del empate –un pase de Joselu a Pablo Rey que, dentro del área, cruzó la pelota al fondo de las mallas de la portería visitante– y evitó que los nervios pudiesen empezar a aparecer entre sus jugadores y sus aficionados.

Lo que sí hizo este tanto, sin embargo, es meter el partido en una fase de menor intensidad en la que, a pesar de que el Racing era el que llevaba la iniciativa en el juego, sus llegadas a la meta contraria ya no eran tan efectivas como hasta entonces. Por eso, el choque fue discurriendo lentamente hasta el descanso sin que el marcador se moviese, por un lado por falta de remate y por la otra por la ausencia casi absolutad de llegada a la meta rival.

EFECTIVIDAD

Lo que se vio sobre el terreno de juego en los primeros minutos de la segunda parte no fue muy diferente a lo que pasó en la primera, pero esta vez el Racing sí tuvo la efectividad que le había faltado entonces. Asi, primero a través de un remate de Dani Rodríguez tras un despeje defectuoso del portero visitamte y al poco con un golpe franco lateral que Nano, en su reestreno con el cuadro verde, empotró en la escuadra de la meta visitante, significaron dos goles que parecían decantar el encuentro. De todas maneras, el Atlético Astorga no se dio todavía por vencido y recuperó sus esperanzas de salir de Ferrol con algo positivo gracias al tanto de Rubén tras una acción a balón parado, lo que redujo distancias en el marcador.

La mínima ventaja del cuadro verde, sin embargo, no hizo que se pusiese nervioso. Al contrario, mantuvo la situación más o menos controlada, sabiendo que los espacios que empezaba a dejar el conjunto maragato lo podían llevar, tarde o temprano, a ampliar las distancias. Así, mientras que la escuadra visitante apenas se acercó a la portería de su adversario, el conjunto local sí aprovechó una de las opciones de las que dispuso para hacer crecer su diferencia. Fue en un pase hacia la posición de Joselu, que sacó provecho de la falta de entendimiento entre la defensa y el portero visitante para hacerse con la pelota y marcar a puerta vacía.

Este tanto que“acabó” con el encuentro, porque los últimos minutos ya resultadon ser intrascedentes. Solo un tiro de David Bandera desde la frontal del área que Mackay despejó en una gran intervención y un par de llegadas del equipo ferrolano que, sin embargo, no llegaron a buen puerto sirvieron para decorar el final de un partido que para el Racing supone un récord y que, sobre todo, le permite seguir en la lucha por acabar entre los cuatro primeros y clasificarse de esta forma para la promoción a Segunda.

 

El Racing suma y sigue