La Xunta cree que el actual modelo de financiación no garantiza los servicios

La conselleira de Facenda, Elena Muñoz, en el Parlamento
|

La Xunta considera que el actual modelo de financiación autonómica no cumple con el principio de suficiencia y no garantiza la sostenibilidad de la prestación de los servicios básicos por parte de las Comunidades autónomas.

Así se manifestó hoy la conselleira de Facenda, Elena Muñoz, que participó en la apertura de unas jornadas sobre "La nueva reforma de la financiación autonómica: análisis y propuestas", organizadas en Santiago de Compostela por la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas).

Muñoz reiteró la postura del Ejecutivo gallego de que se debe tener en cuenta el "coste real" de la prestación de los servicios básicos cuando se aborde la reforma del actual sistema.

Para la conselleira, "el modelo de financiación autonómico vigente no respondió a las finalidades ni a las expectativas manifestadas cuanto fue aprobado en 2009", informó la Xunta en un comunicado.

Sobre el caso gallego, la responsable de Facenda subrayó que el envejecimiento de la población y su dispersión geográfica provocan que Galicia tenga cada año un coste sanitario de cerca de 500 millones de euros más que la media española, por lo que insistió en su demanda de que tengan más peso los "factores diferenciales".

"El diferencial de costes que entraña en Galicia la prestación de servicios públicos fundamentales no está correctamente reflejado y pone en serio peligro la sostenibilidad de sus prestaciones básicas", advirtió Muñoz.

La conselleira explicó en su intervención que la sanidad y la educación representan el 68 por ciento del gasto en la prestación de servicios por parte de las autonomías y detalló varios ejemplos, como que un facultativo de atención primaria presta por término medio en Galicia servicio a 15 entidades singulares, mientras que la media en España es de dos.

También apuntó que en Galicia el transporte escolar es casi cuatro veces más caro que la media española, llegando en algunos casos hasta los 4.277 euros por alumno.

Se refirió asimismo a otros elementos que encarecen la prestación de servicios en Galicia, como los kilómetros de costa y las infraestructuras portuarias, la longitud de la red de carreteras, los derechos de las comunidades gallegas asentadas en el extranjero, la existencia de lengua propia o las actuaciones en materia de prevención y extinción de incendios, por la presencia de una biomasa forestal que en Galicia triplica la media autonómica.

Por ello, anunció que en la negociación del nuevo modelo de financiación, la Xunta va a solicitar una mejor ponderación de estas variables diferenciales, cuyo peso en el actual modelo está "claramente infravalorado".

La Xunta cree que el actual modelo de financiación no garantiza los servicios