Duelo entre dos grandes

fútbol entre el Racing y el Silva
|

El peaje que conlleva aclimatarse a la Tercera División hace que el Racing, tras la siete primeras jornadas del campeonato liguero del grupo 1, se encuentre en la novena posición clasificatoria, a ocho puntos del líder –el Bergantiños– y a cuatro de las posiciones que clasifican para la fase de ascenso. O sea, muy lejos de lo que esperaba para una temporada en la que las previsiones lo colocaban como el rival a batir. Pero el partido que lo enfrenta al Compostela esta tarde –18.00 horas, A Malata– le ofrece, en caso de saldarlo con victoria, la ocasión de acercarse a los lugares deseados. 
El de hoy será el primero de una serie de seis encuentros en los que el equipo ferrolano se enfrentará a los cinco primeros clasificados –ante cuatro de ellos, además, lo hará en casa–. Así que en ellos tiene la oportunidad, jugando como local, de empezar a recortar la desventaja que posee ahora y acercarse a los puestos en los que quería estar. También para ganar más confianza tras las dudas que ha despertado en las primeras jornadas de liga.

Seguridad
Por la seguridad defensiva pasan muchas de las posibilidades de recuperación del Racing. Porque los once tantos encajados hasta el momento ilustran uno de los principales defectos del cuadro verde en lo que va de campeonato liguero. Y es algo que se debe, sobre todo, a concentración y actitud a la hora de jugar, así que la intención es la de corregir este aspecto para, a partir de ahí, hacer valer la capacidad de muchos de los jugadores de su plantilla.
Enfrente del Racing estará hoy el vigente campeón del grupo 1 de Tercera. Y, aunque el Compostela empezó con cinco victorias consecutivas el campeonato, lo que parecía situarlo como principal candidato al título, las dos derrotas que acumula lo han desbancado del liderato y llevado a la tercera plaza. De todas maneras, lo que sí tiene el cuadro de la capital de Galicia es la conjunción de llevar mucho tiempo jugando juntos, que es lo que le falta al equipo ferrolano. Es el arma con la que espera sumar los tres puntos del partido de A Malata. l

Duelo entre dos grandes