“Este año descendieron mucho las ventas de lotería con respecto a los sorteos anteriores”

Superado el sorteo de ayer, la ciudadanía pone ya la mirada en el Niño | D.a.
|

La pandemia del coronavirus pasó también factura este año a las ventas de lotería del sorteo extraordinario de Navidad. Según los datos oficiales, en Galicia cayeron un 13,96%. En la Administración nº 6 de Ferrol, situada en el barrio del Inferniño y regentada por Julio Regueiro y Mila Girón, a los que ya desde hace muchos años se suma Lorena López como empleada, confirman esta tendencia.

“Esta es una Navidad atípica y las ventas descendieron mucho con respecto a otros años”, comenta Mila. Son las doce del mediodía y mientras en las televisiones, radios y en las retransmisiones online se oyen las voces de los niños de San Idelfonso cantando las bolas que salen de los bombos, ellos aguardan en su despacho con la esperanza e ilusión de poder repartir alguno de los grandes premios.

Ayer no pudo ser, pero todavía queda la cita con el Sorteo del Niño del 6 de enero. Esa que en 2007 les permitió dar una gran alegría al repartir 34 millones de euros con el número 92034, el mayor que hubo en la ciudad naval en este sorteo de Reyes. “Los años siguientes a dar este premio, agotábamos los billetes y de hecho nos llegaron a enviar los sobrantes de otras comunidades”, recuerda Mila. Este año, sin embargo, fueron ellos los que tuvieron que devolver muchos más billetes que otros años –la lotería estaba consignada desde el mes de febrero, justo antes del estado de alarma–. “Se nota mucho la delicada situación por la que está pasando la ciudad”, comenta.

“Con ganas de dar algún premio” encaraba la jornada matinal de ayer, mientras se desarrollaba el sorteo, Mari Docampo Ameneiro, propietaria de la Administración Nº 1 de Ferrol, ubicada en la calle Coruña, y el único despacho que hasta el momento repartió El Gordo en la ciudad naval.

Fue en 1915, con el número 48685, que todavía se sigue vendiendo como “número de la casa”, comentaba ayer. Aunque este año no esperaba muchas ventas debido a la situación derivada de la actual pandemia, al final, en las últimas semanas “remontamos”, destaca, manteniendo así las cifras del pasado año. Ahora toca pensar ya en el sorteo del Niño, en el que muchas de las personas agraciadas con alguna pedrea en el sorteo de ayer invertirán algún euro con la ilusión de que la suerte les acompañe.

“Este año descendieron mucho las ventas de lotería con respecto a los sorteos anteriores”