Arquitectos de la Ilustración Antonio de Bada, Francisco Solinís y Pedro de Lizardi

|

Entre los profesionales que trabajaron en las obras de la ciudad y el Arsenal Militar de Ferrol durante la segunda mitad del siglo XVIII se encuentran varios arquitectos formados en la Real Academia de San Fernando de Madrid. Entre ellos, además de Julián Sánchez Bort, que era el Ingeniero Director del Arsenal ferrolano desde el año 1762, llegaron posteriormente a Ferrol Antonio de Bada, Francisco Solinís y Pedro de Lizardi, al principio en calidad de ayudantes o delineadores, para luego alcanzar la categoría de arquitectos.
Antonio de Bada y Navajas, nacido en Córdoba el año 1740, se formó en la Real Academia de San Fernando, donde el año 1763 ganó el primer premio del Concurso General convocado por la academia madrileña. Llamado a Ferrol por Sánchez Bort, en marzo de 1764 se incorporó a las obras del Astillero ferrolano, donde estuvo destinado hasta el año 1779, en que pasó destinado al Arsenal de San Fernando. 
La documentada obra de Alfredo Vigo, “Galicia y el siglo XVIII” reproduce una amplia lista de los Planos y Dibujos de Ferrol de la Ilustración, apareciendo una serie de planos firmados por Antonio de Bada entre los años 1764 y 1774. Entre rllos se encuentran el plano de la Ciudad nueva y Arsenal de Ferrol (firmado junto con Francisco Solinís), el Tinglado de Maestranza (firmado también con Francisco Solinís), la línea del recinto defensivo de la ciudad, la fachada y torres de la iglesia de San Julián, la capilla castrense de San Fernando y la iglesia de San Francisco. 
Bajo la supervisión de Sánchez Bort, y luego sustituyéndolo tras de su marcha el año 1771, Antonio de Bada, dirigió las obras de construcción de la iglesia de San Julián, remodelando la fachada y torres del templo y proyectando los retablos y púlpitos interiores. Igualmente llevó a cabo la traza y el proyecto de la iglesia de Dolores, dirigiendo la obra hasta que el año 1775 fue relevado por Pedro Lizardi. Igualmente intervino en la remodelación llevada a cabo en la iglesia de San Francisco. 
Francisco Solinís, nacido en Madrid el año 1742, tuvo una similar formación profesional como alumno de la Real Academia de San Fernando madrileña, incorporándose el año 1764 al Arsenal de Ferrol, junto con Antonio de Bada, para ponerse a las órdenes de Sánchez Bort, Ingeniero Director del Arsenal ferrolano.
Uno de los trabajos más destacados de Francisco Solinís durante su estancia en Ferrol fue la realización durante el año 1769 de los planos pormenorizados de la colegiata eumesa de San Xoán de Caaveiro, así como la elaboración de un informe detallado de los edificios de la misma, a petición del obispado de Mondoñedo, dada la pretensión, que luego no se llevaría a cabo, de realizar el traslado de la citada colegiata a Ferrol.  
Otros trabajos de Francisco Solinís fueron los firmados conjuntamente con Antonio de Bada, caso de los planos referentes a la ciudad y Arsenal de Ferrol y al edificio del Tinglado de Maestranza, ambos del año 1764. Consta además que el año 1776 empezó a trabajar en los planos del Cuartel de Brigadas para Guardiamarinas, que estaba previsto construir en los terrenos del actual Parque Municipal, y cuya construcción se anuló, aunque fue retomado posteriormente el tema por Francisco Sabatini el año 1788. Pedro Lizardi también dirigió las obras de construcción del Almacén de Velamen del Astillero, cesando el año 1781 en el Arsenal de Ferrol para pasar destinado a las Reales Fábricas de Artillería de la Cavada en Santander. 
Con referencia a la Fuente de San Roque, una de las construcciones civiles más representativas de Ferrol de la Ilustración, hay diferentes pareceres sobre si Antonio de Bada o Francisco Solinís fueron los autores de los planos definitivos de la misma. En todo caso se trata de una hermosa obra, hoy ligeramente desplazada de su situación original en la plaza de su nombre, construida el año 1786 y que muestra en su frontal el primer escudo de Ferrol tallado en piedra.  
El tercero de los arquitectos de este apunte y  que trabajó en esta época en Ferrol fue Pedro Ignacio de Lizardi, nacido en Guipúzcoa, que se incorporó al Arsenal de Ferrol con anterioridad a los dos antes citados, el año 1760, luego de haber trabajado en San Sebastián, Zaragoza, Madrid y Aranjuez, entre otros lugares. Durante su larga permanencia en Ferrol se trasladó a Lugo, donde colaboró en varios aspectos de la construcción de su Catedral neoclásica.
Entre las obras ferrolanas en las que intervino Pedro de Lizardi en Ferrol está la capilla de la Orden Tercera, proyectada y llevada a cabo por el arquitecto vasco a partir del año 1763. Igualmente se encargó a partir del año 1775 de las obras de la capilla de Dolores, que habían sido iniciadas por Antonio de Bada. En cuanto a su intervención en la iglesia parroquial de San Julián consta que el año 1764 proyectó diversos planos para la misma. Igualmente se le adjudica su intervención en el primer proyecto de la iglesia del Socorro en Ferrol Vello, cuya traza originalfue posteriormente modificada debido a que se vio afectada por el trazado de la muralla de circunvalación de la plaza fuerte ferrolana. 
Son muchas las dificultades para conocer la auténtica autoría de las diferentes obras de Ferrol de la Ilustración, en especial las iglesias y capillas, muchas veces proyectadas o trazados sus planos por un determinado arquitecto o ingeniero, y luego llevadas a cabo o dirigida su construcción más tarde por otros profesionales. Se ha procurado obviar estos inconvenientes haciendo un seguimiento de la obra de estos tres arquitectos de acuerdo a lo informado en sus publicaciones por los historiadores ferrolanos Margarita Sánchez, Alfredo Vigo y Pedro J. González.
jjburgoa@hotmail.com

Arquitectos de la Ilustración Antonio de Bada, Francisco Solinís y Pedro de Lizardi