El Racing quiere dejar al Compostela sin opciones de luchar por el título

imagen del encuentro de la primera vuelta disputado en el terreno de juego de a malata jorge meis
|

Los jugadores del Racing retornaron ayer a los entrenamientos para preparar el encuentro del domingo ante el Compostela, en el que pueden alejar definitivamente al cuadro santiagués de la lucha por el título.

El conjunto ferrolano es consciente de la importancia del encuentro, ya que se va a medir a un rival directo en la lucha por terminar en la primera plaza del grupo y con ello tener ventaja en la promoción de ascenso. Sin embargo, la escuadra preparada por Fredi se sitúa a trece puntos de la de José Manuel Aira, por lo que no se puede permitir más contratiempos y todo lo que no sea ganar al líder le dejaría con muy pocas opciones de terminar la liga regular en lo más alto de la clasificación.

En las filas departamentales saben que su rival será el que tenga toda la presión, ya que el Racing cuenta con una ventaja significativa y aún se podría permitir varios tropiezos, aunque sus futbolistas solo piensan en ganar el encuentro y, de esa forma, eliminar a uno de sus principales contrincantes, lo que le daría la opción de tener que luchar solo con el Celta B para lograr el primer objetivo de la campaña.

La tarea no será nada fácil para el cuadro verde, ya que su rival es el único de la categoría que todavía no ha perdido como local. Hasta el momento, San Lázaro es un feudo inexpugnable, ya que allí ha logrado seis triunfos y cuatro empates. Además, ha sido capaz de anotar veintiún goles, mientras que solo ha encajado cinco, quedando su meta imbatida en siete encuentros.

Estos datos reflejan la dificultad que se va a encontrar el conjunto ferrolano en una cita en la que quiere demostrar que es el mejor equipo de la categoría y que está en condiciones de ser el primero en llevarse los tres puntos del campo compostelano.

Para la cita del domingo, José Manuel Aira recupera al delantero Manu Barreiro, después de cumplir una sanción, lo que también le ha servido para descansar y mejorar de los problemas que arrastra en el pubis. Después de las vacaciones navideñas al cuadro verde le está costando marcar, aunque su preparador confía en que eso cambie en el choque del domingo.

Ayer la plantilla se desplazó hasta A Capela para entrenar en el campo de Os Calzados y esta tarde están nuevamente citados para ejercitarse en el campo principal de A Malata.

 

El Racing quiere dejar al Compostela sin opciones de luchar por el título