El Racing no dio lugar a la sorpresa

Avi REAL AVILES RACING DE FERROL ©Foto Marieta
|

area 11 /redacción
FERROL

El Racing de Ferrol no defraudó en Avilés y sumó tres puntos de oro que mantienen al equipo de Manolo García en la zona de play off. Adrián Cruz, Marcos Álvarez y Dalmau fueron los autores de los goles verdes en un partido lleno de altibajos, pero en el que los gallegos “bordaron” el fútbol en la primera media hora de juego. Así, la puesta en escena del Racing fue eléctrica. De la mano de un espléndido Joselu, el conjunto ferrolano encerró al Avilés en su propio campo en los primeros minuto. Fruto de ello, no tardaron sucederse las ocasiones. El propio Joselu dio el primer aviso serio con un disparo ajustado que obligó a emplearse al cancerbero local, Alejandro, para despejar el balón a córner.
Diego Vela y Adrián Cruz fueron los siguientes en probar fortuna, pero se encontraron con la eficaz respuesta de la zaga avilesina, muy atenta a cada acción ofensiva gallega. Tras darse un pequeño respiro, pero antes de que se hubiera cumplido el cuarto de hora de juego, el Racing volvió a la carga. Esta vez lo hizo a balón parado, en un libre directo que el capitán Pablo Rey estrelló en el larguero.
El dominio racinguista era absoluto pero, de una u otra manera, la defensa siempre conseguía desbaratar sus oportunidades. Hasta ese momento, sin embargo, el Avilés no había ofrecido señales de vida en ataque, mostrando un encefalograma plano a partir de tres cuartos, donde morían todas sus ideas. Cabe mencionar que la presión que ejerció el Racing sobre la salida de balón blanquiazul tuvo buena parte de culpa.
Mediado el primer acto, no obstante, la decoración del encuentro varió por completo. El Racing empezó a acusar el cansancio y cedió la posesión de la pelota a su rival. Cosas del fútbol, sin embargo, fue en ese momento cuando los de Manolo García consiguieron abrir la lata asturiana con un inapelable disparo desde la frontal de Adrián Cruz que ponía a los verdes por delante.
Tras el descanso, el nuevo técnico del Avilés movió su banquillo en busca de algo más de mordiente arriba, pero el tiro le salió por la culata ya que, al cuarto de hora, Marcos Álvarez cabeceó al fondo de las mallas un centro de Diego Vela que llegó desde el costado tras una soberbia cabalgada. El partido parecía finiquitado, pero nada más lejos de la realidad, ya que el Avilés despertó entonces de su letargo.
Así, el equipo asturiano consiguió recortar su desventaja en el marcador a través de Álex Arias en un disparo que rozó levemente en Adrián Cruz, despistando al guardameta Mackay. Pero sería solo remar para morir en la orilla porque, minutos después, Adrián Dalmau, que había saltado al campo en sustitución de Pablo Rey, aprovechaba un mal despeje del portero local después de un disparo racinguista para, oportuno y habilidoso como siempre, dejar el choque visto para sentencia y sumar los tres puntos al casillero ferrolano.

El Racing no dio lugar a la sorpresa