Feijóo defiende el carácter integrador de la UE frente a los “dogmáticos”

El mandatario autonómico se dirige a los premiados y a los asistentes al acto
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aprovechó ayer la entrega de las Medallas Castelao para pronunciar un discurso en el que llamó a “defender” la Unión Europea y su carácter integrador frente a los “dogmáticos”. “Que las generaciones futuras no tengan que decir que la UE fue un sueño”, proclamó.
En un acto al que acudieron numerosas autoridades y personalidades de la sociedad civil gallega, Feijóo remarcó el “europeísmo” de un evento convocado para otorgar los galardones que llevan “el nombre de un gran europeo” y para “premiar a cuatro europeos y una institución europea”. A su juicio, “Galicia no está en Europa sino que es Europa”.
Sin embargo, para el presidente gallego, el Brexit “alerta” de que la UE, “como cualquier otra obra humana, no es irreversible”. “La UE es un desafío a los que entienden las patrias como algo excluyente y belicoso. Europa nos propone un patriotismo cívico, razonable, amable y compatible con otros”, sentenció.
Feijóo añadió que ese patriotismo hace “más fuerte” al proyecto europeo, pero también provoca “la rabia de sus enemigos, el recelo de los que sienten nostalgia de las naciones cerradas en las que ellos puedan desplegar las armas de la demagogia. Y es que, a su entender, la Europa que se está construyendo, “no es un terreno fértil para dogmatismos”.
Por ello, subrayó que “los dogmáticos envueltos en diferentes banderas sienten una inmensa alegría ante los problemas y dificultades que tiene el proyecto europeo”, toda vez que “representan la Europa más negra de la pesadilla” frente a la Europa más joven “de la ilusión y el futuro”, que apeló a “perfeccionar todos los días”. Feijóo enfatizó que el propio Alfonso Rodríguez Castelao replicaba a ciertos críticos “sistemáticos” con la famosa frase: “No pongáis chatas a la obra mientras que no se acaba; el que piense que va mal que trabaje en ella; hay sitio para todos”.
“Hay sitio para todos en la Galicia, la España y la Europa de hoy”, enlazó el jefe del Ejecutivo autonómico, quien reafirmó, desde una Galicia que es parte “esencial” de Europa y desde donde “Europa no acaba sino que empieza”, la “fe” en un proyecto “grandioso” que el trabajo de “millones de europeos” está “haciendo posible”.
“Que las generaciones futuras no tengan que decir que la UE fue un sueño. Es y será una realidad que es necesario cultivar y defender. Hagámoslo”, llamó.

IDENTIDADES “FRATERNAS”
Para el presidente autonómico, Galicia aporta “muchos valores” a la “sinfonía europea”, pero sobre todo “un Camino que servirá de iniciación al europeísmo”.
Y es que, defendió, en los orígenes de la UE, “más que un mercado común, hay un sentimiento común que comparten los peregrinos a Santiago y que trasciende la pluralidad de lenguas”.
“La Praza do Obradoiro es el primer Parlamento. Alrededor del Apóstol se firman los primeros tratados. Desde Compostela irradia una fraternidad europea que crea poco a poco una conciencia, una voluntad y, finalmente una realidad política”, sentenció el presidente de la Xunta, antes de subrayar que Castelao “imaginó los Estados Unidos de Europa en su ‘Sempre en Galiza”.

Feijóo defiende el carácter integrador de la UE frente a los “dogmáticos”