El BNG dice que la nueva tasa supone triplicar lo que se paga por saneamiento

Ría de Ferrol
|

La gestión y explotación del saneamiento de la ría se debatirá definitivamente en el pleno de hoy después de que el tema fuese abordado de nuevo en la comisión extraordinaria de Medio Ambiente celebrada ayer. El rechazo frontal de los grupos de la oposición a la propuesta de encargar estas tareas a Emafesa y de crear una nueva tasa –sustentadas en diferentes motivos– no arredra al gobierno de Rey Varela, que prefiere zanjar cuanto antes estas cuestiones aunque sea en solitario (o con el previsible apoyo de IF).
Los concejales del grupo municipal del BNG ofrecieron ayer una rueda de prensa para censurar una vez más el diseño elegido para el saneamiento de la ría, pero también para denunciar que con la nueva tasa que pretende aplicar el gobierno –y que se cobrará por primera vez en diciembre– se triplicará lo que ahora pagan los ferrolanos por el saneamiento. Porque aunque este recibo que se pasará cada semestre –y que supondrá unos 76 euros anuales como media, según el concejal de Economía, Alejandro Langtry,– es de nueva creación, lo cierto es que actualmente se paga ya una tasa de saneamiento incluida en la factura del agua que supone, dijo el portavoz nacionalista, Iván Rivas, 37 euros anuales.
Dado que este concepto no desaparecerá y habrá que abonar, por otra parte, los gastos derivados de la entrada en servicio de la nueva red de saneamiento, el importe anual se sitúa en 113 euros. A ello hay que añadir, explicó el concejal, que el importe que ahora se cobra por este concepto experimentó ya una subida del 35% en 2013 y del 24% en este ejercicio.
Rivas añadió que en esta primera aplicación de la tasa no se incluyen, además, los costes derivados de la ejecución de las infraestructuras contempladas en el convenio firmado con Acuaes, cuyo importe va de los 171.000 euros de 2016 a los 785.000 de 2060. Serán, señaló, “45 anos de hipoteca para os veciños da cidade, porque o Estado non pon nin un só euro, e nin sequera supón o saneamento integral da ría porque hai cousas que non están recollidas no convenio”.
El portavoz del grupo municipal del BNG indicó que los puntos que hoy se tratarán en el pleno son una consecuencia más del referido convenio, que ya trajo aparejado un diseño de saneamiento de red unitaria, sin separación de aguas –que no se ajusta a las necesidades del territorio y supone, además, más gastos de mantenimiento– y la imposibilidad de que el Concello, pese a asumir el coste de estas infraestructuras, pueda modificar el trazado del colector o el emplazamiento de los tanques de tormentas. El Gobierno, denunció Rivas, no realizará ninguna aportación económica para el mantenimiento y conservación de la red y será el Ayuntamiento el que tenga que asumir los costes derivados de su puesta en funcionamiento, realizando los informes y actuaciones necesarios para que  esta se ponga en servicio.
El gobierno local ha convocado para esta mañana a los medios para realizar un recorrido por la planta de bombeo y la EDAR acompañados de técnicos de saneamiento. n

El BNG dice que la nueva tasa supone triplicar lo que se paga por saneamiento