Editan en vinilo y cedé el concierto de Germán Coppini en el Jofre

Copia de Diario de Ferrol-2015-01-11-011-d3cf5f12
|

German Coppini dio el sábado 18 de abril de 2009, en el teatro Jofre, un concierto memorable que los que tuvieron la fortuna de ver en vivo todavía recuerdan. Cultura incluyó esta actuación dentro de la programación de la Semana de Poesía Salvaxe, iniciativa impulsada por el asesor cultural Marcos Lorenzo y por Guillermo Ferrández y Karlotti, que entonces cumplía su segunda edición. Coppini, con el Comando Delta, revisó los temas más importantes y conocidos de Golpes Bajos desde una visión experimental y contemporánea. Para ello se prestaba el Comando, un grupo formado dentro de la Orquesta de Música Espontánea de Galicia (O.M.E.Ga) y que tenía en la improvisación y la sorpresa sus señas de identidad. Una banda formada por once músicos tamizó canciones como “Malos tiempos para la lírica”, “No mires a los ojos de la gente” o “A Santa Compaña”, acompañada por los nuevos matices que le daba Coppini. Guitarra eléctrica, teclados, piano, contrabajo, batería, saxofones, clarinetes, zanfona, coros y objetos sonoros contribuyeron a una deconstrucción que ahora puede disfrutarse en casa en formato cedé o a través del vinilo.
El sello Lemuria publicó el 24 de diciembre, fecha del primer aniversario de la muerte de Coppini, a los 52 años, por cáncer de hígado, “Semper Audax”. Se trata de un disco de vinilo blanco de 200 gramos, con un completo libreto y un cedé. El listado de canciones incluye “Overtura”, “A Santa Compaña”, “Malos tiempos para la lírica”, “Cena recalentada”, “Escenas olvidadas”, “No mires a los ojos de la gente”, “Hansel y Gretel”, “Colecciono moscas” y “Fiesta de los maniquíes”.
Esta publicación forma parte de un proyecto de Coppini con Pablo Lacárcel (de Lemuria Discos) para publicar su archivo personal, con grabaciones en estudio y en directo, lo que podría hacer una colección de 28 álbumes.

movida viguesa
Coppini nació en Santander pero despegó musicalmente al abrigo de la “movida” viguesa, con la apuesta punk de Siniestro Total y formando después Golpes Bajos, una revolución en el pop  del momento. Tuvo también en los ochenta un dúo con Nacho Cano y a partir del 89 emprendió su carrera en solitario, trabajando con total libertad y diseñando proyectos musicales tan personales como el que se pudo disfrutar en el Jofre, y con el que el propio Germán Coppini estaba entusiasmado. En los últimos tiempos colaboraba con el grupo malagueño Néctar.

Editan en vinilo y cedé el concierto de Germán Coppini en el Jofre