Un detenido por conducir ebrio, agredir a un guardia y negarse a las pruebas

|

La Guardia Civil detuvo en la madrugada de ayer a un hombre que conducía un vehículo de forma zigzagueante por la carretera de Ferrol a Valdoviño y al ser interceptado agredió a uno de los agentes, además de negarse a realizar las oportunas pruebas de detección alcohólica.

El detenido, de algo más de 50 años, fue puesto a disposición del titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Ferrol, en funciones de guardia, ayer por la mañana y el magistrado decretó su puesta en libertad con cargos por resistencia, conducción alcohólica y negativa a someterse a las pruebas.

 

Un detenido por conducir ebrio, agredir a un guardia y negarse a las pruebas