Los bomberos recuperan del fondo de un pozo el cadáver de un hombre de 67 años

|

Los servicios de emergencia encontraron durante la noche del pasado miércoles el cuerpo sin vida de un vecino de Valdoviño que llevaba todo el día desaparecido del domicilio familiar.


El hombre, de iniciales L.R.R. y de 67 años de edad, apareció muerto en el fondo de un pozo de gran profundidad en una zona boscosa del lugar de A Marnela, no lejos de la carretera general AC-566 que discurre por la parroquia de Pantín.


Fueron los familiares de la víctima los que dieron la voz de alarma a Emerxencias Galica sobre las 18.20 horas avisando de que el hombre había salido de casa por la mañana con intención de trabajar en su huerta y no había regresado.


El CAE 112 activó un dispositivo de búsqueda que llevó a cabo la Guardia Civil y al que se unieron Protección Civil de Valdoviño, el GES de Mugardos y los bomberos de Ferrol. Tras varias horas de rastreo por la zona, agentes del cuerpo armado encontraron un zapato del hombre cerca de un pozo de unos 5 metros de profundidad, por lo que solicitaron a los bomberos que accedieran al interior. Tras achicar gran parte del agua acumulada y acceder al subsuelo mediante una escalera lograron identificar el cadáver de un hombre flotando.


El cuerpo fue izado y sacado del foso, donde los agentes pudieron ratificar que se trataba del hombre desaparecido. La Guardia Civil remitió las pertinentes instrucciones al juzgado de Instrucción número 2 de Ferrol, que se ocupa del caso.


La autopsia fue realizada a las 10.30 de la mañana de ayer y aunque se determinó el ahogamiento como causa de la muerte, todavía falta por aclarar como terminó el hombre en el fondo de un pozo y descalzo, según explicaron fuentes de la investigación.

Los bomberos recuperan del fondo de un pozo el cadáver de un hombre de 67 años