Los imputados por la vieira tóxica aceptan la reducción de las penas

La “Operación Cataluña” requisó cientos de kilos de vieira entre distribuidores y restaurantes
|

Ayer se celebró en el Juzgado de Instrucción número 3 de Ferrol una vista oral de conformidad por el caso de la vieira con toxina  ASP extraída en la ría y comercializada en varios restaurantes gallegos. 
Más de 15 imputados por diferentes delitos comparecieron ayer en la sala de lo penal, en un macro juicio que abarrotó las instancias de los Juzgados de Ferrol de letrados y procuradores. Todos los acusados presentes en la vista aceptaron la propuesta de la fiscalía, que incluía una reducción de la pena por el atenuante de dilación indebida. Solo dos de los acusados no comparecieron, pero sus representantes expresaron la conformidad con la propuesta de la fiscalía

imputados
Además de los cuatro mariscadores que ya entraron en prisión en septiembre de 2008, existen dos cabezas visibles en esta operación. Una de ellas es la restauradora Toñi Vicente, que fue puesta en libertad con cargos hace 7 años, pero que continuaba imputada por haber comprado para su restaurante de Santiago cientos de kilos de vierias tóxicas procedentes de Ferrol.
La otra, José Ramón Queira, responsable del grupo Comercial Xanquei, en cuyas naves se encontraron 3.800 kilos de esta vieira. Las muestras analizadas arrojaron un resultado de 75,4 miligramos de toxina ASP por kilogramo, muy superior al permitido. La normativa vigente fija un límite máximo de 20 microgramos de ácido domoico por gramo de vianda (cuerrpo entero del molusco o cualquier parte consumible por separado).
En este procedimiento judicial se encuentran también imputados los gerentes de los restaurantes Algueirada, Sexto y Sexto II, todos ellos en Santiago de Compostela; los responsables de Casa Ces y Casa Laura, en Poio (Pontevedra); de los restaurantes Marlima I y Marlina II, en Sanxenxo; así como otros distribuidores de las empresas de alimentación Fridez y Pescados y Mariscos Cabado Castro.
La intoxicación por toxina amnésica o ASP provoca cuadros diferentes según la dosis ingerida y la sensibilidad particular de cada persona. En casos leves aparecen ya en las primeras 24 horas síntomas gastrointestinales, como náuseas, vómitos, dolores abdominales y diarrea. En los casos graves puede observarse una sintomatología nerviosa más característica, con amnesia, debilidad, confusión, somnolencia y vertigo. Los daños neurológicos pueden ser permanentes y, en ocasiones, la intoxicación puede ser mortal.

Los imputados por la vieira tóxica aceptan la reducción de las penas