El Tercio celebra el 483 aniversario de Infantería de Marina reivindicando su legado histórico

Homenaje a los caídos, entrega de condecoraciones y distintos momentos de la ceremonia y de los desfiles en el interior del cuartel de Dolores | daniel alexandre
|

La Infantería de Marina sigue una línea temporal que, tras distintas remodelaciones regias a través de los siglos, la remontan al Tercio de la Mar de Nápoles, creado en 1537 con la finalidad de contener la expansión turca en el Mediterráneo. Es la fecha que oficialmente se considera como la antigüedad de este Cuerpo, lo que lo convierte en el más antiguo del mundo, según ayer explicaban por megafonía en el Cuartel de Dolores, en el transcurso del acto de aniversario, su 483 cumpleaños.

El coronel comandante del Tercio, Juan Ruesta Botella, presidió una parada militar en la que, además de rendir homenaje a la historia, también se reconoció la especial relación con otras personas, instituciones o empresas. La distinción “Amigos de la Infantería de Marina” recayó en el general jefe de la Brigada “Galicia VI”, Luis Cortés Delgado (recogida en su nombre por el teniente coronel José Manuel Orbán Rodríguez) y en el comisario de la Policía de Ferrol-Narón, Jorge Rubal Pena.

El acto comenzó a las doce del mediodía en el cuartel de Dolores, con la formación en el patio de la Escuadra de Gastadores, la Unidad de Música y otras dos compañías, incluyendo además a la policía naval. Tras la entrada de la bandera y la revista a las tropas, la ceremonia continuó con la enumeración de las batallas más importantes en las que participó a lo largo de estos siglos y su especial vinculación con la Corona. La Infantería de Marina es “el puesto más avanzado en el ataque” y “el más rezagado en la retirada”. Y estos ideales, que son un “legado espiritual e histórico”, los guardan y transmiten a las nuevas promociones en actos como el de ayer. Y eso se simboliza en el testigo que pasó el infante de marina más longevo, el teniente coronel Andrés Díaz Barro, al más joven, el soldado Sebastián Castrillón Cano.

Otros gestos cargados de simbolismo de la ceremonia fueron el recitado conjunto del cuarto mandamiento de su decálogo –“Seré siempre respetuoso con las tradiciones del cuerpo, estaré orgulloso de su historia, y nunca haré nada que pueda desprestigiar su nombre”–, la ofrenda floral en homenaje a todos los caídos por España o el canto de la “Marcha Heroica”.

El aniversario concluyó con un desfile por el patio, incluyendo la galería del primer piso, justo antes de romper filas y dar por concluida la fiesta.

Los homenajes continuaron sin embargo por la tarde, ya que el Tercio fue el encargado de solemnizar el arriado de bandera que el último jueves de cada mes se realiza ante Capitanía.

El Tercio celebra el 483 aniversario de Infantería de Marina reivindicando su legado histórico