La Junta de Personal del Área entregó más de 2.000 firmas contra el desmantelamiento de la sanidad pública

concentración de sindicatos sanitarios delante del Marcide
|

La Junta de Personal del Área Sanitaria de Ferrol entregó ayer en el registro de la gerencia del centro más de 2.000 firmas contra el desmantelamiento de la sanidad pública en el área.
El colectivo denuncia, entre otros asuntos, la paralización del proyecto de inversión de 63 millones de euros en tres años para actualizar el antiguo Hospital Naval y el estancamiento del Plan Director del complejo hospitalario, recordando sobre este último aspecto que todavía continúan en obras los centros de salud de Serantes y As Somozas y que ya deberían estar finalizados los trabajos proyectados en los de Ares, Cedeira, A Capela y Narón, así como el proyecto de ampliación del Fontenla Maristany, en Ferrol.
A falta de ser estos los únicos problemas en materia sanitaria, desde la Junta de Personal del Área Sanitaria de Ferrol se advierte además de la exclusión del mapa de nuevas tecnologías, el cierre de camas –que provoca colapsos en Urgencias con esperas de hasta 48 horas para ingresar, aseguran– y el cierre efectivo del consultorio de A Graña, en Ferrol, y el anuncio de otros.
Asimismo, desde el colectivo se incide en que la cesión del Novoa Santos a la Universidad es una “excusa” para cerrarlo cuanto, según aseguran, allí debería habilitar el Centro de Referencia de Enfermedades Profesionales de Galicia y también dar cabida a entidades abocadas a desaparecer, como Asfedro o Lazos, entre otras, “para que poidan desenvolver o seu importante labor asistencial”. El hecho de habilitar camas de enfermos crónicos y pluripatológicos en este centro posibilitaría, aseguran los denunciantes, “que xunto coa potenciación da Atención Primaria, non se colapsen as Urxencias do Arquitecto Marcide”. Además, aseguran que el archivo de las historias clínicas en el Novoa o Naval supondría un importante ahorro económico y mejoraría las condiciones económicas del personal.
En relación con la sanidad pública, la Junta de Personal del Área Sanitaria de Ferrol denunció el abandono del Plan de Mejora en Atención Primaria, con la supresión de 915 nuevas plazas y la paralización de la construcción de otros 66 centros de salud; la absorción de la gestión de Atención Primaria por hospitales –la Gestión Integrada–; el copago de recetas de los pensionistas con prótesis, ortoprótesis, sillas de ruedas y transporte no urgente en ambulancias y la supresión del derecho a atender a los jóvenes de más de 26 años que no hayan cotizado, amas de casa divorciadas e inmigrantes sin papeles.
El colectivo critica la descapitalización del sistema público que supone, asegura, que se deriven casos a centros privados y se incrementen las listas de espera y eso repercute en las condiciones laborales del personal. “Coa Xunta de Galicia as privatizacións, recortes, repagos e diminución dos dereitos de usuarios e traballadores vai continuar, polo que é preciso facerlle fronte a estas políticas cunha mobilización continua”, aseguran.

La Junta de Personal del Área entregó más de 2.000 firmas contra el desmantelamiento de la sanidad pública