Cuatro colegios de la comarca impulsan la colaboración de los alumnos en las bibliotecas

Diario de Ferrol-9999-99-99-999-e6ed0a8e
|

Organizan los libros, ayudan a catalogarlos, escriben noticias para la web o desarrollan actividades de acompañamiento de lectura con otros compañeros. Estas y otras funciones son las que este curso llevarán a cabo en sus respectivas bibliotecas escolares, y de forma totalmente voluntaria, alumnos de los cuatro CEIPs de la comarca seleccionados por la Consellería de Educación en el programa “Voluntariado de Lectura-A”: Nicolás del Río de Cedeira, José María Lage de Ortigueira, Couceiro Freijomil en Pontedeume, y el colegio Plurilingüe A Fraga, de As Pontes.
Todos ellos se incluyen en la lista de 44 centros educativos de la comunidad gallega implicados en la iniciativa, puesta en marcha por primera vez desde la Administración educativa con el objetivo de “estimular o voluntariado cultural en relación coa lectura”.
Si bien es cierto que ya muchas bibliotecas escolares cuentan desde hace años con la implicación de los propios estudiantes, la Consellería pretende con el nuevo programa “dar un paso máis tanto no que atinxe ao papel da biblioteca escolar na aprendizaxe do alumnado –en coñecemento e en valores como a solidariedade– como para estender a toda a comunidade educativa e á súa contorna os beneficios que supoñen á hora de mellorar o rendemento académico e de contribuír a preparar á cidadanía para afrontar os retos da sociedade da información”, apuntan.
De los 44 participantes, al final del curso serán seleccionados cuatro centros –uno de cada provincia– para tomar parte en una estancia de varios días en A Coruña que servirá para compartir experiencias y disfrutar de las diferentes actividades diseñadas.
Esta primera convocatoria se desarrolla en tres modalidades diferentes: aquella centrada en tareas que contribuyan al buen funcionamiento de la biblioteca; otra referida a las actividades de lecturas compartidas; y una tercera de iniciativas de acompañamiento de lectura fuera del centro educativo.

implicación
El CEIP Nicolás del Río, por ejemplo, participa en la primera de las modalidades, en la que se han implicado unos 65 alumnos. Organizados por grupos, los escolares se centran en este primer trimestre en tareas de información, a través de la elaboración de carteles indicando el género literario de los fondos bibliográficos, clasificando las obras por edades e incluso elaborando noticias para colgar en la web.
De aquí a final de curso se platean otros objetivos como la creación de los carnés de biblioteca o la implantación del sistema de préstamo de libros en el recreo. “Los niños están encantados con la iniciativa, y también muy implicados”, destacan desde el colegio cedeirés.
El CEIP Couceiro Freijomil es otro de los seleccionados en el programa. Aunque ya en cursos anteriores los alumnos venían colaborando en el funcionamiento de la biblioteca, a partir de ahora se hará de una manera más ordenada y rigurosa, según comentan desde el colegio eumés.
Será tras las vacaciones de Navidad cuando los alrededor de 30 voluntarios apuntados comenzarán su labor en la biblioteca. Ordenarán los libros, los catalogarán y además llevarán a cabo actividades de acompañamiento en la lectura a otros escolares del centro, entre otras cosas. “Es una iniciativa muy interesante, fomenta la colaboración y ayuda a conseguir las competencias básicas, ya que nosotros damos las directrices pero los alumnos actúan de forma autónoma”, apunta el coordinador de Biblioteca, Julio Pampín.

Cuatro colegios de la comarca impulsan la colaboración de los alumnos en las bibliotecas