Los dos parques didácticos de la ciudad, del éxito al abandono o deterioro de sus elementos

Reciclaterra Mouga
|

La clausura del vertedero de Mougá supuso para Ferrol no solo deshacerse de un espacio de contaminación ambiental sino que sirvió para darle la vuelta totalmente a esos terrenos y convertirlos en un ejemplo para los jóvenes sobre lo que supone el reciclaje y el tratamiento correcto de los residuos. Así nacía en el año 2006 Reciclaterra, un aula didáctica que se convirtió en punto de referencia y en pocos años fue un espacio de “peregrinación” de escolares como espacio de visita para el aprendizaje fuera del aula, recibiendo una media de 7.500 visitantes.

Paneles informativos, instalaciones y, sobre todo, talleres explicativos sirvieron para atraer al público hacia un aula original en cuanto a oferta didáctica.

Pero desde el año 2012, Reciclaterra dejó de funcionar. Los problemas de seguridad, relacionados con la inclinación del suelo. Desde entonces, las instalaciones han sufrido un total abandono y ahora el centro de interpretación es poco más que unas ruinas en un amplio espacio, que ha sido invadido por la maleza.

Menos grave es el caso del otro parque con contenido específico, con que cuenta la ciudad, el jardín didáctico Aquaciencia, en el parque Reina Sofía. El parque es conocido por ser el único dedicado íntegramente al agua, con ingenios específicos como el clepsidra o reloj de agua, que inicia el itinerario, que pasa, además, por el acueducto, el ariete hidráulico, el mazo, el molino, la turbina o el tubo de Pipot, entre otros muchos ingenios. 

Desde hace aproximadamente un lustro es difícil sin embargo, acudir al parque didáctico sin que haya algún elemento precintado o sin funcionamiento.

Actualmente, está abierto con normalidad, de martes a sábado, en horario de mañana y tarde. La última reparación que se acometió, hacia mediados de este año, fue la del transbordador, que era de madera y se encontraba en muy mal estado, por lo que se ha optado por el acero.

Las instalaciones de Aquaciencia están ahora a la espera de nuevas reparaciones en varios elementos que todavía se encuentran deteriorados.

Los dos parques didácticos de la ciudad, del éxito al abandono o deterioro de sus elementos