El Racing mantiene cuatro puntos de ventaja sobre el quinto clasificado

Diario de Ferrol-2014-03-24-022-f04b1640
|

Lo más significativo de la jornada que ayer se completó en el grupo primero de la Segunda B es que el Racing de Santander se ha distanciado casi definitivamente del resto de participantes poniendo muy complicado que nadie le pueda remontar hasta que finalice la competición. El cuadro cántabro afrontaba ayer un partido determinante ante otro de los conjuntos potentes de la categoría como el Real Oviedo y se impuso con solvencia por 2-0, por lo que se mantiene al frente de la tabla, aumentando su ventaja sobre el Racing de Ferrol hasta los ocho puntos.

De esta forma, parece claro que el título está más que al alcance de la escuadra cántabra pero queda por determinar qué otras tres formaciones lograrán la clasificación para la promoción de ascenso a Segunda División. Así, la jornada deparó otro enfrentamiento entre dos de los equipos que pueden pugnar por esos puestos. El Zamora recibió en su terreno de juego al Burgos y su triunfo (2-0) le permite continuar con posibilidades de subir de categoría.
El cuadro racinguista, a pesar de la derrota del sábado en Compostela, mantiene intactas sus opciones, ya que conserva el segundo puesto con un punto de ventaja sobre el Guijuelo, que ahora es tercero –con su victoria ante el Noja–. Cuarto se sitúa un sorprendente Marino de Luanco, que está realizando una espectacular segunda vuelta, empatado con el Real Avilés y Real Oviedo, todos a cuatro puntos del combinado departamental. Burgos y Ourense, por su parte, dieron un paso atrás con las derrotas que cosecharon en la tarde de ayer ante el Zamora y Coruxo, respectivamente, aunque a efectos prácticos están a solo dos puntos de la promoción.
Todavía quedan por disputarse muchos enfrentamientos directos entre las formaciones implicadas en esa lucha por lo que, jornada a jornada, puede haber variaciones en las primeras plazas y los equipos que sepan aguantar mejor la presión serán los que consigan el objetivo.
Cabe destacar que el Racing todavía tiene que descansar, pero tiene margen sobre el quinto clasificado, lo que lleva a que en la plantilla sean optimistas sobre sus posibilidades. Además, en las dos próximas semanas, el cuadro verde disputará dos contiendas, sobre el papel, asequibles, aunque se trata de conjuntos que también necesitan los puntos, en su caso para tratar de eludir el descenso. El domingo será el Celta B el que visite A Malata y el siguiente compromiso será en Mieres frente al Caudal.
Esas dos escuadras se enfrentaron ayer en el feudo asturiano y el técnico racinguista, José Manuel Aira, aprovechó que no jugaban sus pupilos, para desplazarse hasta el Hermanos Antuña para ver la contienda en directo y avanzar así en la preparación de estos partidos. 
Los jugadores ferrolanos son conscientes de que, para conseguir el objetivo, no pueden producirse las facilidades defensivas concedidas ante el Compostela, porque sería allanar el camino a sus adversarios. Pero el Racing se ha mostrado solvente en los anteriores compromisos y todos quieren olvidarse del partido de Santiago y tratar de centrarse en la próxima contienda. n 

El Racing mantiene cuatro puntos de ventaja sobre el quinto clasificado