La seguridad vial, aún más importante cuando hay bebés a bordo

La seguridad vial, aún más importante cuando hay bebés a bordo
|

Si la seguridad en la carretera ya es importante en cualquier momento de nuestra vida, cuando una persona se convierte en padre o madre es cuando más cuenta se da del peligro potencial que hay al viajar en coche, porque desde ese momento el peligro no es solamente para él sino también para su bebé.

Lo primero en lo que hay que pensar a la hora de asegurar el bienestar de un niño pequeño cuando viaja en un coche es la silla. En nuestro país, la DGT obliga a la utilización de una silla infantil en el coche para cualquier trayecto a los niños que miden menos de 1’35, aunque la sigue recomendando hasta que la altura es de 1’50. Los bebés, durante su primer año de vida, están obligados a ir en una silla adecuada a su edad, colocada al contrario del sentido de la marcha, y en los asientos traseros siempre que sea posible. El hecho de que se recomiende esta posición para cualquier silla infantil se debe a que, yendo en sentido contrario a la marcha, cualquier golpe se amortigua y, de esa forma, se minimiza el impacto que pudiese tener.

Misbebitos.com ha puesto en marcha, en su web, una comparativa de sillas infantiles para el coche, donde se comparan por popularidad, número de ventas, recomendaciones y precio. Uno de los puntos más importantes a tener en cuenta es conseguir encontrar la silla que se adecúe al niño, tanto en su altura, como en su edad y en su peso, así como retirarla y cambiarla por una nueva cada vez que sea necesario, por deterioro o por crecimiento del usuario, para poder evitar posibles problemas que pudiesen afectar a la seguridad del menor.

La silla para el coche no es el único elemento a tener en cuenta. El uso adecuado de los cinturones de seguridad es vital cuando se trata de proteger la vida de los más pequeños. Estos cinturones, dependiendo de la edad del niño y del tipo de silla que utilice, pueden venir incorporados en la misma o pueden ser los del coche. Es necesario conocer la ley al respecto, pero, especialmente, es importante pensar en el bienestar del niño que va a viajar con nosotros. Todas estas reglas son aplicables a cualquier trayecto en coche, independientemente de la duración del mismo. Incluso si se trata de un trayecto de 5 minutos para comprar algo, los niños deben de seguir estas normas.

Seguridad tanto para el niño como para el coche

Uno de los mayores inconvenientes que puede tener una silla infantil para el coche es el daño que causa a la tapicería del vehículo, ya que las sillas suelen deslizarse, aunque sea casi imperceptible, de forma constante. Un protector asiento coche silla bebe puede ser la solución que permita cuidar tanto de la seguridad del niño como del buen mantenimiento del coche.

Existen protectores para el asiento muy diferentes. Algunos, incluso, incorporan compartimentos superiores destinados a guardar juguetes del menor para que durante el trayecto los tenga al alcance de la mano. Los hay también de diferentes materiales. Suelen ser antideslizantes, algo que, además de aportar comodidad, aumenta la seguridad frente a un posible accidente, ya que fija la silla al asiento de forma que hace mucho más difícil que ésta se mueva del lugar ante una colisión.

Por tanto, es posible cuidar ambos aspectos, siempre recordando que lo más importante es la seguridad y la salud, especialmente de los más pequeños, que son, también, los más vulnerables. 

La seguridad vial, aún más importante cuando hay bebés a bordo