Crecen las denuncias presentadas por las propias víctimas de maltrato

La pasada semana Ferrol acogió un acto de recuerdo a las víctimas de violencia de género | meis
|

El último informe de violencia sobre la mujer publicado por el Consejo General del Poder Judicial arroja unos datos preocupantes en la comarca, donde ha aumentado el número de asuntos de este tipo ingresados en los juzgados en más de un 54%.
De julio a octubre del pasado año, se ingresaron 66 procedimientos en los juzgados de Ferrol, 40 de ellos mediante diligencias urgentes. En el tercer trimestre de este año, sin embargo, la cifra aumentó hasta los 102 asuntos judiciales y 48 por la vía de urgencia.
Respecto a la tipología de los delitos, son los de lesiones y malos tratos los más frecuentes, un total de 39 casos, y también aquellos considerados malos tratos habituales, que ascienden a 20 asuntos registrados en el último trimestre. El informe, recoge también un incremento en el número de denuncias presentadas por las propias víctimas, de 66 del pasado año a 74 durante el tercer periodo de 2017. En este periodo ningún familiar o amigo de las víctimas presentó denuncias por este tipo de delitos. Lo que no ha variado es el porcentaje de víctimas que se acogieron a la dispensa legal de no declarar como testigo.
En Ferrol, en el 23% de los casos las víctimas retiraron la acusación o se acogieron a su derecho a no declarar contra sus agresores, lo que supone uno de los índices más altos de la comunidad gallega.
Fuentes judiciales explican que en la mayoría de los casos se debe a que las víctimas han perdonado a sus agresores, que sufren presiones familiares o que simplemente tienen miedo a las represalias. Otro de los datos que destaca en este informe es que el mayor porcentaje de denuncias se realizaron contra hombres con los que la víctima había tenido alguna relación afectiva–un 40%–, seguidos de los cónyuges, que fueron denunciados en un 34% de los casos, y los excónyuges o actuales relaciones afectivas, que representan, ambas, un 12,5%.
Medidas de protección
Durante el tercer trimestre del año las víctimas de malos tratos solicitaron en los juzgados de Ferrol 32 medidas de protección, de las cuales se aceptaron 23. Además, en este periodo, los magistrados ferrolanos adoptaron 63 medidas de protección de naturaleza penal: 21 órdenes de alejamiento y otras tantas de prohibición de comunicación, 17 de suspensión de tenencia de armas y 4 que terminaron en privación de libertad. En total, de julio a octubre, fueron enjuiciadas 22 personas, todos hombres, frente a los 13 del pasado año.
En los procedimientos finalizados durante este periodo, el 35% de las sentencias fueran condenatorias y solo un 1,7% absolvieron al investigado. De los casos sobreseidos, el 40% se hicieron de forma provisional y el 23% de los procedimientos se elevaron a otro órgano.

Crecen las denuncias presentadas por las propias víctimas de maltrato