Los programas formativos básicos cubren un año más las 75 plazas

Centro Cultural Torrente Ballester firma nuevos cursos de los programas formativos
|

Dirigidos a personas de entre 16 y 29 años de edad que no tengan el título de Educación Secundaria Obligatoria y que figuren como demandantes de empleo, los Programas Formativos Básicos que desde hace años se desarrollan en Ferrol con la colaboración de la Xunta, institutos y empresas, siguen suscitando un gran interés y una fuerte demanda entre la ciudadanía.

Este año, el comité organizador recibió un total de 126 solicitudes para las 75 plazas disponibles –15 en cada uno de los cinco perfiles profesionales ofertados–, para lo cual se llevó a cabo, como en anteriores ocasiones, un proceso de selección a través de entrevistas a los candidatos.

Uno de los puntos fuertes de estos planes formativos tiene que ver con la inserción laboral, que año tras año se mantiene en torno al 31%.

Colaboración

Junto a la apuesta de las Consellerías de Educación y de Economía e Emprego de la Xunta y la implicación de los institutos en los que se lleva a cabo parte de la formación del alumnado –los IES Catabois, Ferrol Vello, Canido y Fernando Esquío de Neda–, las empresas se convierten en el tercero de los ejes fundamentales sobre los que gira una iniciativa que ayer inició un nuevo curso.

Lo hizo con la celebración del acto de presentación en el centro cultural Torrente Ballester, instalación en la que previamente se llevó a cabo también la firma de los convenios de colaboración entre los responsables de los mencionados centros educativos y las empresas que este año continúan embarcadas en el proyecto: Rilo Maquinaria, Alcampo, Limpezas Limbes, Froiz y Gestión Plus.

En cada una de ellas se impartirán los módulos asociados a las unidades de competencia que generan los certificados de profesionalidad de nivel 1 al que tiene derecho todos los alumnos que concluyen los cursos.

Almacén, Limpieza, Comercio, Industrias Alimentarias y Restaurante y Bar son los cinco perfiles profesionales en los que hasta el próximo mes de junio se formarán los alumnos y alumnas.

Desde ahora y hasta el mes de diciembre, compaginarán la formación en los institutos con la impartida en las mencionadas empresas. Desde enero y hasta el final de curso, combinarán la asistencia a los IES con la realización de las prácticas en los centros de trabajo.

Satisfacción

Tal y como se destacó desde la subcomisión técnica de los programas, el desarrollo de los mismos está siendo muy satisfactorio, no solo por el positivo índice de inserción laboral sino también por la oportunidad que a través de estos se les abren a los inscritos para retomar su formación.

De hecho, tras el paso por estos cursos, algunos alumnos deciden continuar sus estudios para lograr el título de ESO.

Desde la organización manifestaron asimismo el deseo de que esta iniciativa pudiese llegar al espectro de la población que se sitúa entre los 30 y 45 años, ya que “sabemos que hai moita xente destas idades interesadas nestas accións”.

Los programas formativos básicos cubren un año más las 75 plazas