Aplazada la última orden de desahucio de una familia del barrio de Telleiras

Hoy se tratará el caso en los juzgados de la ciudad naval archivo ec
|

Tanto fuentes municipales como pertenecientes a Stop Desafiuzamentos aseguraron que el reciente caso conocido de orden de desahucio por impago del alquiler para una mujer y sus cuatro hijos –dos de ellos menores– residente en el barrio de Telleiras (Caranza) finalmente no se llegará a ejecutar.
Aunque la Xunta asegura que lo que está previsto que se celebre hoy es una vista previa en el juzgado sobre el caso y que el desalojo estaba fijado para el próximo 3 de marzo, desde la plataforma Stop Desafiuzamentos aseguran que la orden era para el día de hoy, aunque se ha conseguido un aplazamiento de 10 días mientras no se resuelva el plan de emergencia social.
Desde la entidad aseguran que el abogado de oficio con el que contó la ferrolana “no presentó ninguna alegación”, aunque sí que existen motivos, con lo que se hubiese podido conseguir aún más margen de tiempo.
Con todo, desde la delegación territorial de la Xunta en A Coruña aseguran que estarán atentos a la decisión que tome hoy el juez y que, en caso de que la sentencia no sea favorable para la mujer, actuarán de la forma pertinente.
En todo caso, señalan que la competencia en estos casos es del Concello, ya que son los servicios sociales municipales los que tienen que realizar el informe de vulnerabilidad de las personas afectadas.
Desde el consistorio aseguran que esta misma semana se produjo una reunión entre la mujer con orden de desahucio y la concejala de Benestar Social e Igualdade, Saínza Ruiz, y que los servicios sociales trabajan en el caso desde el pasado mes de septiembre. Asimismo, y por motivos que se desconocen, la mujer no presentó la documentación requerida cuando le fue solicitada.
De todas formas, fuentes municipales aseguran que ponen a disposición de la familia una “solución alternativa”, ofreciéndole la misma vivienda en el barrio de Recimil que iba a ser destinada a la otra mujer y su hijo que iban a ser desahuciados el próximo día 13 de febrero, y a los que finalmente la Xunta concedió una de sus viviendas en alquiler social.
Dicho piso fue acondicionado –se le puso una puerta y se arregló el problema de humedades que presentaba–, por lo que insisten en la disponibilidad de que sea habitado por la afectada. Además, en su visita al despacho del área de Benestar Social se le informó de todas las ayudas que da el Concello para gente en situación de exclusión social, como el programa “Solidarízate” y “Arróupate” –compra de alimentos y textiles a través de unos vales con unos fondos fijados según la situación de cada unidad familiar–.Desde Stop Desafiuzamentos, que operan conjuntamente con la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, señalan que existen más casos de este tipo en la ciudad.

alquiler
La Xunta dispone de 40 viviendas para casos de emergencia en la provincia de A Coruña, aunque actualmente el número se redujo a 38 debido a las recientes cesiones de dos de ellas en régimen de alquiler social a las mujeres residentes en Ferrol y Miño.
Precisamente, con respecto a este caso, la delegación territorial aseguran que está previsto que la mujer y su hijo de 16 años entren en la vivienda el próximo día 13, ya que aún se está a la espera de que la Consellería de Infraestructuras e Vivenda haga la pertinente valoración económica en base a su situación para fijar el alquiler social que debe abonar –nunca más de 125 euros–.
La responsable del área de Benestar Social municipal manifestó en anteriores ocasiones la disposición del Concello de Ferrol a sumarse al programa firmado por la Xunta y la Fegamp el pasado año, “Vivendas Baleiras”, aunque intentarán hacer otro a parte un poco más amplio.

Aplazada la última orden de desahucio de una familia del barrio de Telleiras