El Concello prevé regularizar en un año a todos los residentes en Recimil

Recimil calle Narón número 2
|

Poner orden en el caos que existe en el barrio de Recimil es el objetivo del nuevo documento que ha presentado el gobierno local para su análisis por los grupos municipales y que pretende  que en el plazo de un año esté regulada la situación de los residentes en este parque de viviendas municipal.
El estudio, del que informó ayer el responsable de Patrimonio, Alejandro Langtry, se basa en el censo realizado a mediados del pasado año, por lo que, a efectos de regularización, se tendrá en cuenta a las personas que ocupaban las viviendas en esa fecha.
Según los datos aportados en este borrador, que será analizado la próxima semana en una comisión específica con los demás grupos municipales, el parque de viviendas está integrado por 913, de las que solamente 475 tienen un contrato en vigor. La situación de los restantes residentes es muy diversa, ya que se encuentran los “históricos” –personas que residen en el barrio y son familiares de habitantes con contrato–, un total de 179; los irregulares, que viven en Recimil sin contrato ni vinculación familiar –120–; y otros 139 que tienen una situación regular pero que no hacen uso de la vivienda por diferentes causas, que serán analizadas de forma individual.
El nuevo proyecto municipal pasa por la regularización de todos los residentes históricos y de los que viven en el barrio hasta la fecha de realización del padrón –algunos de ellos “okupas” que fueron a vivir a una casa sin permiso de ningún tipo–. Para esto deberán cumplir una serie de requisitos como no tener ninguna otra vivienda en Ferrol, no contar con denuncias por mala convivencia y presentar la documentación administrativa pertinente –DNI, Libro de Familia, etc.–
Los restantes arrendatarios, que no viven, sin embargo, en el barrio, se someterán a un análisis específico de su situación –139 viviendas y 21 locales– para, indicó Langtry “ver si el Concello puede o no recuperar esas propiedades para ponerlas de nuevo en el mercado para su aprovechamiento”.
El Concello estima que en el plazo de doce meses se pueda llegar a tener todo el censo regularizado y para poder llevar a cabo este proceso se trabajará de manera coordinada con la entidad vecinal del barrio y se creará una comisión para supervisar el proceso con presencia de diferentes departamentos municipales como Patrimonio, Obras o Benestar Social, además de entidades vecinales.
Las personas que residan en Recimil desde que concluyó la elaboración del censo quedarán exentas de regularización, pues han accedido al barrio de forma irregular y existiendo ya un procedimiento de acceso por el que se han otorgado hasta ahora 30 viviendas. Así, como indicó el edil, “todos los casos que conocemos están ya en el Juzgado”. Con respecto a los “okupas” anteriores, el Concello debe asumir su responsabilidad por no haber actuado e intentar rlegalizarlos. n

El Concello prevé regularizar en un año a todos los residentes en Recimil