Las escuelas unitarias lanzan un SOS

Escuela Unitaria de Sedes
|

Como en los últimos años a estas alturas, la sombra de un posible cierre se cierne sobre las escuelas unitarias de la comarca debido a al escasez de matrículas. Es este el motivo que ha llevado a los vecinos de Sedes, en Narón, una de las cinco escuelas unitarias del municipio incluidas en el Colexio Rural Agrupado (CRA) a movilizarse en defensa de un centro educativo que va camino del centenario –cumplió 95 años este curso–. La propuesta trasladada al Concello, ahora en fase de estudio, defiende la puesta en marcha de un proyecto piloto experimental que incluiría en el centro, hasta ahora de Educación Infantil –de 3 a 6 años–, la escolarización en la etapa de 0 a 3.
Un proyecto al que el concejal de EU, André Abeledo, ya mostró su respaldo. Ayer, acompañado por los parlamentarios de AGE Ramón Vázquez y Xavier Ron se reunieron con los vecinos con el objeto de elevar sus reivindicaciones en defensa de la escuela rural al Parlamento de Galicia. “Dende EU defendemos a necesidade de manter abertas todas as escolas rurais. No caso de Narón, as que se teñen máis problemas co ratio de alumnos por aula para manterse abertas son as de Sedes e Castro”, explicó el edil, que defiende este tipo de centros educativos como la mejor opción para garantizar la escolarización de los menores de la zona rural en su propio entorno y como medida para frenar la despoblación.

En Pontedeume 
El Concello de Pontedeume, donde sobreviven a día de hoy dos escuelas unitarias, la de Santa María de Ombre y la de Boebre, hace también un llamamiento a los padres para evitar el cierre de la escuela unitaria de Boebre, con cuatro niños matriculados para el próximo curso. “Non podemos permitir que un servizo como o que presta a escola unitaria desapareza. Confiamos en que se poidan matricular máis nenos e evitar o seu peche”, indicaba ayer la concejala de Educación, Raquel Caruncho. 
Así las cosas, desde la Consellería de Cultura, Educación e Ordenación do Territorio avanzaron ayer que un bajo ratio de alumnos no será el único factor que influya en la decisión del cierre de una unitaria, ya que también se tienen en cuenta las estadísticas de población.
El año pasado las comarcas de Ferrol y Ortegal perdieron tres centros educativos de estas características. Se trata de las escuelas de Vilaboa y Sequeiro, dentro del CRA de Valdoviño, donde continúan activas las de Vilarrube, Meirás y Lago. La Consellería de Educación también cerró, tras 95 años en funcionamiento, la escuela unitaria de Loiba, en Ortigueira.

Las escuelas unitarias lanzan un SOS