Investigan si el jefe de protocolo de la Diputación de Lugo robó 10.000 euros

|

La Udef (unidad de delincuencia económica y fiscal) manifiesta “dudas” acerca de si “realmente” el jefe de protocolo de la Diputación de Lugo, Juan Carlos Fernández Pulpeiro, pagó por servicios no disfrutados –menús que se incluían en el programa “Km 0”– o hubo “cierta connivencia” entre él y determinados proveedores entre los años 2009 y 2012 para repartirse algo más de 10.275 euros en efectivo, cuantía que figura en facturas de ese periodo bajo el concepto de cancelaciones.

El programa “Km 0” se financiaba con fondos Feder –para el transporte– y de la institución provincial. El resto de gastos (comidas, actividades de ocio y entradas a museos, entre otros) se cargaban mediante el sistema de anticipos de caja y es de este apartado del que sospecha la Udef, en un informe de marzo de 2014 incluido en la denominada operación “Pulpo”.

acoso laboral

En esta operación la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo, Pilar de Lara, investiga supuestas irregularidades en la gestión del “Km 0”, y lo hace a raíz de una denuncia por acoso laboral.

A partir de esto, la jueza atribuyó hasta seis supuestos delitos al expresidente de la Diputación luguesa y ya exsecretario general de los socialistas gallegos, José Ramón Gómez Besteiro, al que también investiga en otra causa relativa a las torres de O Garañón, en la ciudad de la Muralla.

En su informe, los agentes, además, sostienen que los más de 700.000 euros que se destinaron al programa en esos cuatro años “deberían haberse licitado conforme al servicio prestado por la administración, en virtud de procedimiento negociado”, debida su “elevada cuantía”.

Señalan, sobre la facturación, que “figuran facturas que supuestamente no se corresponden con gastos encuadrados dentro de las excursiones”, por valor de 7.500 euros. Algunas de ellas se justifican en base a “reconocimiento de ruta”, pero la Udef expresa su sorpresa porque se consignen “hasta once menús” para estas labores. “Para reconocer una ruta no se necesita tanto personal”, reprueba.

Añaden que algunas “las justifica en base a comidas ofrecidas por cooperación en rutas” y llaman la atención sobre que Pulpeiro, “según su propia declaración en el juzgado, percibe de la Diputación su sueldo más unas dietas”, que, en opinión de los investigadores, “deberían cubrir gastos mencionados”. 

De un examen del patrimonio y las operaciones de Pulpeiro, concluyen que “los ingresos que declara haber percibido en su gran mayoría proceden de su trabajo en la Diputación de Lugo”.

Destaca que los ingresos que percibe cada año “son cantidades considerables, lo que le permitiría llevar un ritmo de vida holgado e incluso justificaría muchas de las inversiones” que realizó. Como ejemplo, cita la compra de un Audi A5 “sin la necesidad de pedir ningún crédito”.

Por su parte, el responsable de protocolo de la Diputación de Lugo, en una declaración ante el juzgado como imputado en mayo de 2014, se muestra partidario de dar “las explicaciones oportunas” y, en concreto, sobre las cancelaciones de menús, remite a “una reunión celebrada en el despacho del señor Cerqueiro –el jefe de gabinete del expresidente de la institución provincial– a la que acudió la interventora”.

Este, según su testimonio, les expuso la “problemática” derivada de personas que se apuntaban para participar en el programa “Km 0” pero acababan por no acudir, y tras barajar varias posibilidades, según señala el jefe de protocolo, “surge la solución de las cancelaciones”, para mantener las excursiones y compensar a los proveedores.

Respecto al viaje a Burgos, indica que estuvo “autorizado por presidencia” y que en él “iban particulares”. “Se entendió que encajaba dentro de este tema por lo que el declarante lo encajó dentro de sus cuentas y se pasó a intervención, yendo firmado por la diputada delegada de hacienda, por la interventora y por la vicepresidenta”, dijo.

Investigan si el jefe de protocolo de la Diputación de Lugo robó 10.000 euros