Álex Bao se ve obligado también a dejar el fútbol

|

Álex Bao no jugará más en el Somozas... ni en ningún otro equipo. La revisión que el doctor Delgado le realizó el pasado jueves en Madrid constató que la hernia cervical que sufre desde hace varios meses no solo no ha mejorado, sino que le está provocando un pinzamiento en un nervio de esa zona. Por eso el jugador lucense deberá pasar por el quirófano para reparar esta dolencia, pero el traumatólogo ya le advirtió de que no debería volver a jugar al fútbol para no comprometer seriamente su vida diaria.
Esta solución le llega al capitán del Somozas, club en el que vivía su quinta temporada, después de estar parado desde el pasado mes de noviembre, cuando unos dolores en el cuello le provocaban debilidad en el brazo derecho, lo que advertía de la posibilidad de que sufriese una dolencia más o menos grave. Una primera resonancia magnética confirmó la existencia de una hernia en la zona cervical y, después de varias consultas médicas que apostaron por un tratamiento conservador, la última revisión –para la que se le había realizado una segunda resonancia magnética, que detectó la existencia de otra hernia en la zona dorsal, y un electromiograma– confirmó los peores presagios, por lo que el defensa lucense deberá dejar la práctica activa del fútbol.

similar
Será dentro de unas tres semanas cuando Álex Bao sea intervenido en Majadahonda, en la clínica en la que Dopico –otro jugador del Somozas que también tuvo que dejar la práctica del fútbol por una lesión similar– fue operado el pasado viernes. De esta manera se convierte en el segundo jugador de la escuadra verdiblanca que se tiene que retirar durante la presente temporada liguera.
“No me lo esperaba”, admitió el jugador acerca del final de los acontecimientos. De igual manera, el jugador, que el pasado sábado recibió el apoyo del resto de la plantilla, pensará ahora a dónde dirigir su vida profesional después de la intervención.

Álex Bao se ve obligado también a dejar el fútbol