Aumentan los apoyos políticos a los trabajadores cesados de Poligal

Pleno de Narón trabajadores de Poligal
|

La plantilla de trabajadores de Poligal, compuesta por más de un centenar de personas, continúa sumando apoyos institucionales tras el anuncio por parte de la gerencia de la compañía de que llevarían la factoría naronesa a concurso de acreedores voluntario.

Tras la ronda de entrevistas que el Comité de Empresa mantuvo en Santiago el pasado miércoles con las diferentes formaciones del Parlamento gallego, los representantes de los trabajadores participaron ayer en el pleno municipal de Narón para exponer su situación. En la sesión fue aprobada una moción de apoyo a los mismos, similar a la que, paralelamente, se exponía en los plenos de Ferrol y Pontedeume.

Millones en ayudas
Uno de los puntos más destacados en el escrito de apoyo institucional aprobado ayer en la sesión ordinaria del Concello de Narón –idéntico en contenido al de los otros dos municipios– es la cuantía que la gerencia de la empresa obtuvo a partir de diferentes ayudas estatales para la mejora del tejido industrial.

El escrito detalla que, entre otros subsidios, Poligal Narón fue adjudicatario de 2.645.520 euros del plan Reindus 2007, 508.750 de la convocatoria de 2009 y 552.099 del IG100 Igape, lo que suma un total de 3.706.369 euros, a los que habría que añadir 922.720 del Plan Ferrol, concedidos en 2008 para la renovación de la línea de producción número uno. Además, la declaración señala que la cifra final –4.490.960 euros– tuvo que ser devuelta por la empresa al no realizar ninguna de las inversiones propuestas.

La moción de apoyo menciona también el proceso de descapitalización de la producción mediante ingeniería fiscal. Así, el escrito detalla que los responsables de las diferentes áreas económicas de la compañía manejan las tres fábricas –Narón, Portugal y Polonia–, pero que sus nóminas están centralizadas en las instalaciones gallegas mediante la subsidiaria Poligal Global Service, distribuidora del producto –que se compra a sí misma– y que no abona ninguna cuota o impuesto en Narón pese a operar desde ese punto.

A la postre, el gasto de la factoría gallega fue incrementado en medio millón de euros para I+D de todo el grupo, en lugar de dividir los costes entre los tres centros. Este punto resulta especialmente relevante teniendo en cuenta las cuantiosas pérdidas –cerca de 11 millones de euros desde 2012– que alega la empresa para justificar el cierre de la fábrica.

Apoyo del Partido Popular
El grupo parlamentario popular, por su parte, remitió ayer a los medios un comunicado de apoyo a los trabajadores de Poligal afectados por el cierre.

El documento detalla la reunión mantenida el pasado miércoles con el Comité de Empresa, en la que participaron el viceportavoz de la formación en Galicia, Miguel Tellado, y los diputados Diego Calvo y José Manuel Rey, que se comprometieron a ponerse en contacto con la gerencia para buscar una solución.

Aumentan los apoyos políticos a los trabajadores cesados de Poligal