Ferrolterra extrema las medidas preventivas ante el avance del Covid-19

Gadis carros de pedidos a domicilio
|

El área sanitaria de Ferrolterra sigue sin remitir positivos en coronavirus al Centro Nacional de Microbiología, en Majadahonda (Madrid), para su confirmación. La situación se mantenía sin novedad a media tarde, aunque hay casos en investigación, pacientes en aislamiento y analíticas pendientes que podrían cambiar esta situación en horas. De hecho, aunque no se esté tratando desde esta área, el sanitario mugardés que permanecía recluido en casa por haber estado en contacto con uno de los primeros enfermos gallegos, que fue tratado en los hospitales herculinos, ha visto confirmada su enfermedad en el segundo análisis.

Ante esto, el Concello de Mugardos emitió un bando en el que informa a la población de medidas y recomendaciones. La atención al público en las dependencias municipales se limita a casos de extrema urgencia. Los trámites que se tengan que realizar serán por vía telemática o telefónica. Recomiendan a centros escolares, asociaciones y entidades que eviten aglomeraciones en los próximos quince días; y a los vecinos, que si no tienen acceso a gel alcohólico, se laven las manos con agua caliente y jabón. Piden que no se hagan visitas a residencias de mayores ni hospitales “a excepción de casos de extrema necesidade” y que se eviten viajes y desplazamientos que no se consideren imprescindibles.

Las precauciones se extreman y se dan casos de aislamientos voluntarios preventivos. La villa de As Pontes se revolucionó ayer ante el cierre, por la tarde, del estanco Candelaria, literalmente “a la espera de los resultados de la evaluación efectuada por el Sergas ante un posible riesgo de contagio por coronavirus”. Se trata del caso de un trabajador del establecimiento, que viajó el fin de semana a Madrid y volvió con un fuerte constipado. Le han realizado la prueba y, mientras se espera el resultado, se ha cerrado la tienda.

Esta investigación se realiza cuando se dan casos sospechosos. Según las directrices sanitarias, sucede en el supuesto de que se dé un cuadro clínico compatible con una infección respiratoria aguda, siempre que en las dos semanas anteriores se haya viajado a zonas con evidencia de transmisión comunitaria (China, Corea del Sur, Japón, Singapur, Irán, regiones de Italia). También se tiene en cuenta Madrid. Además, se investigan contactos estrechos con casos probables o confirmados.

Los teléfonos que el Sergas ha puesto a disposición de los ciudadanos son el 061, en el caso de que haya indicios de estar infectado (recomiendan no ir al centro de salud, los sanitarios se desplazarán al domicilio), y el 900 400 116 para las preguntas.

Desde Sanidade recuerdan que puede haber síntomas compatibles con el coronavirus (fiebre, tos, dificultades para respirar) sin que guarden relación, y que los médicos entonces recomiendan espera y vigilancia.

Se dispara la venta on-line

El aumento de contagios, con el área coruñesa como principal afectada de Galicia, hace que la población comience a evitar aglomeraciones de forma voluntaria y a hacer acopio de víveres en casa para prepararse ante una posible cuarentena. Los supermercados están surtidos pero se detecta menos movimiento y, sobre todo, un enorme incremento de los pedidos a través de internet. “La situación es de todo menos normal”, apunta una trabajadora de uno de los centros de la cadena Gadisa en la comarca. Se llegan a realizar pedidos on-line de 600 euros o más para llenar las despensas.

Al mismo tiempo, aumenta el número de actos y cursos suspendidos y algunas empresas estudian cómo aplicar el teletrabajo en algunos puestos.

Ferrolterra extrema las medidas preventivas ante el avance del Covid-19