Cómo mejorar la productividad en casa

Cómo mejorar la productividad en casa
|

Cuando se pasan muchas horas trabajando delante de un escritorio, bien sea en casa o en una oficina, es importante disponer de un entorno apropiado que permita estar cómodos y poder realizar las distintas tareas de forma rápida y eficiente. Son muchos los elementos que forman un set up de trabajo o estudio, como la silla, el teclado del ordenador o la iluminación de la zona de trabajo. Uno de los más importantes y que muchas veces no es tenido en cuenta son las Mesas de oficina.

La mesa es el lugar donde se van a realizar las distintas tareas durante la jornada laboral, donde se sitúan elementos como el ordenador, periféricos o material de oficina, entre otros. Disponer de una buena mesa se hace necesario para poder garantizar unas condiciones óptimas para poder rendir mejor durante el tiempo de trabajo o estudio.

Por qué es importante utilizar una buena mesa de oficina

Los beneficios que se obtienen al adquirir una mesa de oficina de calidad y con las medidas y diseño óptimos, para trabajar o estudiar desde casa son:

Mejorar el rendimiento

Aunque a muchas personas puede llegar a sorprender, utilizar una buena mesa de oficina mejora la productividad

La comodidad y organización que ofrece una mesa de escritorio es fundamental para poder incrementar el rendimiento y así ser más productivos, como podemos leer en esta noticia. Disponer de una mejor postura y con un espacio optimizado de trabajo permitirá realizar las distintas tareas de forma más rápida y eficiente.

Evitar dolores y lesiones

Las mesas de oficina permiten adoptar una posición más adecuada para desarrollar el trabajo en casa, o pasar largas horas de estudio. De esta manera se evitarán los típicos dolores de espalda y cuello asociados, y evitar posibles lesiones causadas por malas posturas.

Reducir el nivel de estrés

En la mesa es donde se realizan las distintas tareas, se colocan las herramientas y elementos de trabajo, y en definitiva, es el lugar principal donde se realiza el trabajo. Tener una mesa desordenada, sin espacio disponible, con una altura y otras dimensiones no apropiadas, incrementa el nivel de estrés y no permite desarrollar el trabajo de forma cómoda y confortable.

Con una buena mesa de oficina se dispondrá del espacio necesario para ubicar los distintos elementos y herramientas de trabajo, como papeles, libros, ordenador, teléfono móvil o bolígrafos, y contar con un espacio de trabajo ordenado y accesible que facilite la concentración y la realización de tareas.

 

Como hemos visto, las mesas de oficina son un elemento vital para incrementar el rendimiento y poder trabajar de forma más ordenada y cómoda desde casa. Es habitual que muchas personas no presten atención a este mobiliario indispensable y que cuenten con un espacio de trabajo insuficiente, mal adaptado y que les obligue a trabajar o estudiar en una postura dañina para su salud.

Eligiendo una buena mesa de escritorio que se adapte a las necesidades de trabajo y al espacio disponible en casa, se podrá crear un entorno de trabajo apropiado, que si se acompaña con la luz adecuada y con una buena mesa de oficina, conseguirá incrementar el rendimiento y el estado de confort de forma notable.

Cómo mejorar la productividad en casa