El organismo cameral, a la espera de que la nueva legislación despeje su futuro

|

La Cámara de Comercio de Ferrol comienza este 2013 con los presupuestos prorrogados, como el resto de sus homólogas gallegas, y con numerosas incertidumbres que resolver sobre cuáles serán, en el futuro, sus fuentes de ingresos. Según señaló ayer Ana Prego, presidenta en funciones desde la dimisión de Xoán Gato, se espera que hacia finales de este mes el Gobierno apruebe la nueva Ley de Cámaras y que, con ella, se aclare la situación.

Preguntada sobre si se prevé abordar alguna reestructuración, Prego señaló que “tendremos que ver”. Recordó que el presente 2013 es el primero en el que la Cámara no ingresará nada de las empresas –en 2012 todavía pagaron cuota cameral las de la demarcación con una facturación superior a los 10 millones de euros, unas 67, – y que, como consecuencia del decreto que en su día suprimió la principal fuente de ingresos de estos organismos, ya no existe un censo ni la posibilidad, por tanto, de organizar elecciones para cubrir las vacantes que existen en la actualidad en el pleno del ente cameral.

Los responsables de la Cámara de Comercio de Ferrol confían en que la nueva legislación estatal arroje luz sobre estas cuestiones y en salir así de la situación actual de indefinición. n

El organismo cameral, a la espera de que la nueva legislación despeje su futuro