Hollywood vive su segundo día de luto con la muerte de Lauren Bacall

|

Hollywood vivió ayer su segunda jornada consecutiva de luto tras conocer la muerte de la legendaria actriz Lauren Bacall a los 89 años y después de la conmoción que causó el martes el deceso del famoso intérprete Robin Williams a los 63 años y en circunstancias que apuntan al suicido.

Las redes sociales volvieron a ser el medio escogido por compañeros de profesión y admiradores para expresar el dolor por la pérdida de una de las estrellas de la edad dorada de Hollywood a causa de un derrame cerebral.

Buena parte de los mensajes recordaban la mítica escena de la primera película de Bacall, “Tener y no tener”, en la que le dice a su futuro marido, Humphrey Bogart: “No tienes que actuar conmigo. No tienes que decir nada ni hacer nada. O tal vez, solo silbar. Sabes cómo silbar, ¿verdad Steve? Solo junta los labios y silba”.

“La vida de Lauren Bacall es una vida que debe ser celebrada. Me dicen que su última actuación fue en ‘Padre de familia’. Por ello nos sentiremos siempre honrados y privilegiados. Gracias por enseñarnos a todos cómo silbar”, escribió Seth MacFarlane, el creador de la serie animada “Padre de Familia”.

“Era fantástica, una dama inspiradora llena de talento y diversión. Me siento afortunado de haber tenido la oportunidad de trabajar con ella. La extrañaré muchísimo”, dijo James Caan, que compartió con la actriz uno de los rodajes de su última etapa, el de “Misery”.

Otros mensajes enfatizaban que la desaparición de Bacall y Williams, dos figuras muy queridas del cine estadounidense, se ha producido en tan solo 48 horas. “Ahora hemos perdido a la gran Lauren Bacall. RIP querida Betty –su nombre de pila–”, escribió la actriz Mia Farrow. “Demasiadas pérdidas esta semana”, comentó la actriz y cantante Lynda Carter.

“Otra gran pérdida hoy”, dijo el músico Matt Sorum. Los actores John Cusack y Orlando Bloom se despidieron de la intérprete con un sencillo “RIP Lauren Bacall” y el rockero Gene Simmons comentó que la actriz era “una clase de interpretación”.

la viuda de la meca del cine

Durante medio siglo Bacall, que recibió un Oscar honorífico, fue la viuda de Hollywood gracias o por culpa de su matrimonio con Humphrey Bogart.

Cuando Lauren Bacall tenía 19 años y estaba promocionando en Nueva York su primera película, el dramaturgo Moss Hart se le acercó y le dijo: “Te das cuenta, por supuesto, que a partir de ahora solo puedes ir hacia abajo, ¿verdad?”.

Hart se equivocó. Lauren Bacall, “la flaca” como se la conocía en Hollywood, tenía mucho más que decir que aquel diálogo en el que le propinaba a Bogart como una cariñosa bofetada.

Le quedaba por delante una vida tan llena de etapas que parecía imposible que la Bacall que hasta hace no tanto salía a pasear a su perrita Sophie por las inmediaciones del edificio Dakota en Nueva York era todavía la mujer que enamoró al protagonista de un filme tan lejano como “Casablanca”.

Entre ambas imágenes, el mundo había dejado de ser lo que era.

“¡Date prisa, no voy a estar aquí eternamente!”, instaba Lauren Bacall hace 10 años al director español Pedro Almodóvar para que la incluyese en alguna de sus películas, porque quería trabajar con él “a toda costa”.

“¡Mi pequeño Pedro!. ¡Lo quiero!. Es tan divertido y tan inteligente. Le he dicho que quiero actuar a toda costa en su primera película en inglés. Pero también le he dicho: ‘¡Date prisa, no voy a estar aquí eternamente!’”, declaraba la diva en la Viennale, en 2004, donde se le dedicó una retrospectiva.

“No quiero hacer cosas convencionales. El tiempo que pueda me gustaría trabajar con directores jóvenes y con talento”, afirmaba la actriz en Viena.

Entre ellos, el que estaba en el lugar de salida, su absoluto preferido, era Almodóvar, que a lo mejor le daba “el papel de su vida”, el que ella, a pesar de que ya había cumplido 80 años, seguía esperando. n

Hollywood vive su segundo día de luto con la muerte de Lauren Bacall