Besteiro califica de “anormal” la actitud de Martínez en la Diputación

El Ideal Gallego-2015-11-05-025-d48cd9c3

|

El secretario xeral del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, juzgó ayer “anormal” que el alcalde de Becerreá, el socialista Manuel Martínez, votase con el PP para rebajar los asesores y las dedicaciones del BNG en la Diputación de Lugo. Sin embargo, el grueso de sus críticas las vertió contra los populares, por posicionarse de un modo “totalmente distinto” en un asunto que ya fue debatido durante el período de Elena Candia al frente de la institución provincial.

En una comparecencia ante los medios acompañado por los presidentes de las diputaciones de A Coruña, Lugo y Ourense, todos ellos socialistas, Besteiro tuvo que responder hasta nueve preguntas en relación con la crisis en la institución lucense, que dirigió durante ocho años.

Sobre el comportamiento del regidor de Becerreá, que ya anunció que boicotearía todas las propuestas del Bloque por haber vetado su entrada en la junta de gobierno, el jefe de filas del PSdeG optó por sumarse “sin manifestaciones a mayores” a lo dicho por el presidente lucense, Darío Campos, quien avanzó que el Grupo Provincial Socialista estudiará “las medidas” disciplinarias a “tomar” contra Manuel Martínez por su comportamiento en el pleno de la Diputación porque “ahora mismo no vamos a precipitarnos, vamos a estudiar el tema en profundidad y a ver que decisión tomamos”, según sentenció.  

“Son unas declaraciones muy atinadas”, opinó Besteiro, en alusión precisamente a que se estudiarán “medidas” disciplinarias en próximas fechas.

“ese diputado”

“Esperemos a ver qué ocurre en los próximos días”, abundó Besteiro, quien se refirió a Manuel Martínez como “ese diputado”, sin nombrarlo, y reveló que “no” habló con él y que tampoco prevé hacerlo “en las próximas horas”.

Por lo demás, apuntó que el expediente abierto contra él cuando dejó la presidencia de la Diputación de Lugo en manos del PP “no está cerrado” y también restó importancia a que el primer edil de Becerreá haya convocado una rueda de prensa para exponer los pormenores de las negociaciones entre socialistas y nacionalistas en la moción de censura en la sede del PSOE de Lugo. “Mientras uno es militante, puede usarla”, remarcó, no sin apostillar: “otra cosa es cuando uno no es militante, pero hoy lo es”.

Ante las críticas de Elena Candia a la falta de estabilidad del gobierno provincial, Besteiro incidió en que “el PP votó distinto a hace tres meses”, de modo que ahora “debe explicar qué cambió”. “Marca su grado de fiabilidad”, subrayó.

Examen de conciencia

Dicho esto, recordó a los populares de Lugo que tienen “pendiente” hacer “examen de conciencia” para saber por qué perdieron 26.000 votos en las últimas municipales, lo que ha considerado “un batacazo” del que deben responsabilizarse tanto el presidente provincial del PP, el senador José Manuel Barreiro, como el máximo dirigente del partido en Galicia, Alberto Núñez Feijóo.

Cuestionado por si cree que el voto distinto del PP responde a una provocación, dijo desconocerlo, pero condenó su forma de hacer política. “No es lo que quisieron los ciudadanos”, prosiguiño, desde el convencimiento de que “esas prácticas van a penalizar” a los populares.

Así las cosas, preguntado entonces si creía que los lucenses aspiraban a tener este gobierno provincial, Besteiro agregó que podrán juzgar todos los comportamientos. “También los comportamientos personales de determinados diputados”, recalcó.

Besteiro califica de “anormal” la actitud de Martínez en la Diputación