El alcalde de Santiago sale sin medidas cautelares después de declarar por el caso “Pokémon”

ángel currás llega al juzgado acompañado por su abogada efe/eliseo trigo
|

El alcalde de Santiago, Ángel Currás, prestó declaración ayer ante instructora de la operación “Pokémon”, Pilar de Lara, y, según informaron a Efe fuentes del Ministerio Fiscal, mantiene la imputación por tráfico de influencias, pero la jueza no le impuso medidas cautelares.

La operación “Pokémon”, que comenzó en un juzgado lucense, investiga la existencia de una supuesta trama para obtener concesiones y contratos públicos mediante sobornos en varias ciudades gallegas. El número de imputados ya supera la treintena, muchos de ellos políticos.

El regidor compostelano prestó declaración ayer ante la instructora durante algo más de hora y media. A la salida de los juzgados, Ángel Currás se detuvo ante los medios de comunicación y afirmó que está “tal como estaba, tranquilo”, pero también “realmente satisfecho de haber colaborado con la jueza en todo” aquello que le preguntó.

 

aclaraciones

“Hemos aclarado suficientemente la situación. Estoy satisfecho y, desde luego, confiado. En ese sentido, tal como ya manifesté en Santiago en otro momento, mi colaboración era total, la transparencia era total desde el primer momento, y así ha sido en la declaración que hice ante la jueza”, añadió el primer edil.

Preguntado por si tiene intención de dimitir, Ángel Currás recordó que él mismo ya dijo en su momento que “no había hecho nada irregular o que sea delictivo”, por lo que mantiene “la conciencia muy tranquila”.

Con respecto al contenido del interrogatorio al que fue sometido por la jueza instructora, recordó que no puede facilitar información al respecto, dado que la causa todavía se encuentra bajo secreto de sumario.

El regidor comenzó a prestar declaración alrededor de la una del mediodía, pero antes, desde las diez y cuarto de la mañana, fue su jefe de gabinete, Francisco Castro, quien respondió a las preguntas de la jueza Pilar de Lara y, al igual que el alcalde, salió sin medidas cautelares, aunque se le mantiene la imputación por tráfico de influencias.

Las indagaciones sobre la adjudicación de la guardería de Salgueiriños ya habían llevado a los juzgados a la concejal de Educación y Normalización Lingüística del Ayuntamiento, Rebeca Domínguez Iglesias, el pasado mes de diciembre. Esta edil, de 29 años de edad, también está imputada junto al funcionario de su departamento José Manuel R.A. por supuesto tráfico de influencias en la operación.

Una de las primeras misiones de Domínguez en el Ayuntamiento, donde entró el 11 de mayo pasado al correr la lista tras la dimisión de Gerardo Conde Roa, fue la apertura de la escuela de Salgueiriños.

 

El alcalde de Santiago sale sin medidas cautelares después de declarar por el caso “Pokémon”