El número 62.246 reparte millones en Leganés, Mondragón y Bailén

Cristóbal Gómez, lotero de Bailén que repartió 60 millones, muestra el décimo con el número premiado j.p.
|

Los niños Joel Fernández y Andrea León de Guevara cantaban ayer el Premio Gordo de la Lotería de Navidad a las 10.46, en el Teatro Real de Madrid. Era el cuarto en salir y empezaba ya a hacerse de rogar. El 62.246 empezó a iluminar entonces hogares sobre todo en Leganés, Mondragón y Bailén pero también en O Rosal (Pontevedra), Valencia, Quintanar de la Orden (Toledo), Palencia, Avilés, Huelma (Jaén), Barcelona, Manises (Valencia) y Sanlúcar la Mayor (Sevilla).
La administración número 8 de Leganés (Madrid) tenía consignadas 90 de las 160 series, casi 360 millones de euros para una de las localidades del cinturón obrero de Madrid. Parados, jubilados y trabajadores afectados por la crisis económica se acercaron durante la mañana hasta la administración de María Luisa Ron y a la plaza del Salvador para brindar por la suerte propia y por la ajena. La lotera está al frente del negocio desde hace 27 años y vivía ayer un “sueño” por haber repartido tanta felicidad. “Presentía algo”.
Un total de 180 millones del Gordo se han ido a Mondragón (Guipúzcoa), donde la administración que regenta José Mari Garai repartió 45 series del 62.246. Buena parte de ellas las compraron trabajadores de una cooperativa, aunque también se han vendido en ventanilla a vecinos del barrio de San Andrés, donde se encuentra una de las plantas de Fagor Electrodomésticos, que con su cierre dejó en la calle a algo más de 2.000 personas en Euskadi. “Me lo he tomado con mucha alegría. Es una manera de levantar un poco la moral al pueblo”, comentó Garai, que estaba celebrando la feria de Santo Tomás cuando lo llamaron para comunicarle la noticia. En Bailén (Jaén), uno de los centros más importantes de España en producción de ladrillo y cerámica industrial y, por tanto, con un elevado nivel de de-sempleo, se han repartido 15 series, 60 millones de euros. La administracion número 3 ha vendido en ventanilla 150 décimos. Su responsable, Cristóbal Gómez, se mostraba “muy contento” por haber repartido el dinero en una población “muy necesitada”.   
Cada décimo del Gordo (20 euros) está premiado con 400.000 euros, a los que Hacienda aplica un impuesto del 20%.

El número 62.246 reparte millones en Leganés, Mondragón y Bailén