Ares emprende una campaña de esterilización de gatos callejeros

La medida pretende controlar las colinas de gatos ferales del municipio | d. alexandre
|

El Concello de Ares se vuelve a situar a la cabeza en la aplicación de la normativa de Bienestar Animal. Lo hicieron hace cinco años con la habilitación de la primera playa para perros, única no solo en la comarca sino también en el área de influencia de A Coruña, y lo vuelven a hacer ahora con la implantación de una campaña de esterilización de gatos callejeros.
La medida, puesta en marcha este año, tiene por objeto controlar las colonias de gatos ferales de la villa –tienen identificadas hasta seis en distintos puntos–, y como señala el coordinador de Protección Civil, Carlos Rivera, una de las entidades implicadas en la iniciativa, “los gatos atraen a los amantes de los gatos que les dan de comer y la proliferación de estas colonias sin control alguno también puede arrastrar las quejas de otros vecinos que no sean amantes de los felinos”, indica.
La propuesta, sufragada por el Concello que mantiene un convenio de colaboración con las clínicas veterinarias de la villa, cuenta con un presupuesto de entre 5.000 y 6.000 euros. “Lo que hacemos es cazar a los gatos, esta temporada machos porque las hembras están en cría y no queremos separarlas de los cachorros, con dos trampas, se procede a su esterilización en las clínicas veterinarias del municipio con las que el Concello tiene suscrito un convenio de colaboración y se vuelven a soltar”, señala Rivera.
Por el momento se han esterilizado 28 gatos, aunque el objetivo anual es llegar a los 45. “Una vez que se alcance el número previsto de esterilizaciones para este año, ya hay designado un grupo de voluntarios vecinales que irán debidamente identificados y que serán los encargados de alimentar a las colonias”, señala el responsable de Protección, que trabaja en la iniciativa junto a los técnicos del departamento municipal de Servizos.
Desde el Concello de Ares no se tiene computado el número de gatos callejeros pero sí identificadas a las colonias –en la zona del puerto, viviendas Cortiñas Gil, entre la calle Real y María, en la zona de la Galiña Azul y en el Froiz–, cuyos miembros oscilan entre los ocho y la veintena de gatos.
La medida, emprendida por el Concello de Ares, va paralela a la entrada en vigor el pasado mes de enero de la Lei de Protección e Benestar de Animais de Compañía y que prohibe expresamente alimentar a animales vagabundos sin contar con la debida autorización municipal. Otros Concellos de la zona, como Ferrol, recogen en su ordenanza de Benestar Animal –de elaboración reciente–, medidas de este tipo aunque por el elevado coste del servicio todavía no las han implementado.

Ares emprende una campaña de esterilización de gatos callejeros