El centro cívico de Canido se convertirá en la sede de las entidades del barrio

Centro Cívico de Canido
|

Con las obras del inmueble concluidas desde hace hace algunos meses –fue necesaria una ampliación de créditos para concluir partes de la obra como la cafetería–, el centro cívico del barrio de Canido está listo para acoger sus nuevos usos, que, por el momento,  se limitarán a sede de dos entidades del barrio, la Asociación de Vecinos “O Cruceiro” y la cultural “Muíño do Vento”. La autorización de uso a estas dos entidades se llevó ayer a comisión informativa aunque deberá ser aprobada en pleno.
Una vez que se tome esta determinación, las dos entidades podrán hacer uso de todo el espacio del centro, y contarán con una sede y zonas comunes para llevar a cabo sus actividades.
La cesión, como explicó ayer el alcalde y concejal de Facenda, Jorge Suárez, será por cuatro años prorrogables.
En el centro cívico, presentado en su día como dedicado a personas mayores e infancia, tendrán cabida servicios que ahora se presta en la entidad vecinal como el de Enfermería y, posteriormente, contará, además, con un comedor senior como el que poseen otros barrios de la ciudad. Asimismo, tendrá espacios para ocio infantil que dinamizarán las propias entidades que ocupen este inmueble social y cultural.
Aunque se trata de un edificio público, no contará con personal municipal. De este modo, está pendiente sacar a concurso la licitación de la explotación de la cafetería del centro cívico –que está también vinculada al comedor social– y la limpieza del inmueble. Se estima que la adjudicación tenga un coste anual de unos 8.000 euros. Además, serán los concesionarios los encargados de la apertura y cierre de las instalaciones.
Desde el Concello se han mantenido reuniones con el sector asociativo del barrio y finalmente serán las dos entidades citadas las que cuenten con espacio en este centro. Otra asociación, “Medulio”, está pendiente de un hueco en la reorganización de los espacios del antiguo hospicio. Por su parte, Aspaneps, también localizada en Canido, requeriría de más espacio del que se puede ofrecer en el centro cívico, por lo que las previsiones son que se mantenga en el inmueble actual –propiedad de Defensa pero que se pretende incluir en el convenio de cesión de propiedades al Concello. De todos modos, se solicitarán obras en este espacio que ocupa la entidad social, dado el mal estado en el que se encuentran las instalaciones.
El centro cívico de Canido, obra de Copasa, dispone de más de 1.100 metros cuadrados de superficie con un patio interior de 200 y una sala de uso público de 108 metros cuadrados. Cuenta con estancias comunes para la realización de talleres o actividades infantiles. La inversión rondó el millón de euros y contó con financiación de los fondos europeos del plan Urban. 

El centro cívico de Canido se convertirá en la sede de las entidades del barrio