La reforma del cuartel de la Guardia Civil, finalista del premio Lledó de arquitectura

La intervención concluyó el pasado año | anta arquitectura.santos-díez
|

La rehabilitación del cuartel de la Guardia Civil de Ferrol ha llevado su tiempo y propiciado modificados de la actuación inicial pero su resultado ha sido más que satisfactorio desde el punto de vista arquitectónico. Tal es así, que esta intervención, que lleva la firma del estudio ferrolano Anta Arquitectos, ha sido seleccionada como finalista de la primera edición de los premios Lledó de arquitectura ibérica. Además, otra propuesta de la comarca, la Casa do Parque das Fragas do Eume, del estudio Sabín Blanco Arquitectos también está seleccionada en la misma categoría.
La propuesta ferrolana y la de Monfero compiten ahora en la fase final junto a otros proyectos de rehabilitación como son los del Archivo Histórico de Baiona, el Palacio de Justicia de La Rioja, las cúpulas de Málaga, vivienda tradicional en Callobre, antigua casa rectoral de Olives, patio posterior de manzana, sala de exposiciones del Convento de Santo Domingo, el Hospital Niño Jesús de Madrid, la Casa Vicens y Sant Julià de Ramis –Girona–.
Los ganadores se darán a conocer el próximo 23 de septiembre, y, además de la categoría de rehabilitación, se otorgarán otros premios de interiorismo, espacio público y obra nueva, en los que no compiten ningunas actuaciones de la zona.
El jurado encargado de emitir el fallo está presidido por el arquitecto Gonçalo Byrne e integrado por Lucas Díaz, Anna Ramos, Antonio Maroño, Patricia Muñiz, Covadonga Carrasco –arquitectos–, Antaxy Zabalbeascosa, periodista, y Juan Rodríguez, fotógrafo.
La intervención en el cuartel permitió adaptar el espacio a las nuevas necesidades configurando espacios renovados y luminosos y hacer un edificio energéticamente eficiente, además de convertir los pabellones en accesibles con la instalación de rampas y ascensores. El inmueble original databa de los años 40.
Por su parte, la rehabilitación de Monfero supuso transformar la “Casa dos Caseiros”. Las construcciones consistían en una vivienda, un pajar y una cuadra y se consiguió unir los elementos con un acceso común que se presenta como otra habitáculo con un entramado de madera.

La reforma del cuartel de la Guardia Civil, finalista del premio Lledó de arquitectura